Los ríos Chapare, Ichilo, Ivirgarzama, Chimoré, Ichóa, Isiboro y Eterazama, en Cochabamba; y el río Isiboro en el Beni son los afluentes que amenazan a los pueblos indígenas. Desde el Tipnis ya lanzaron el pedido de ayuda por las inundaciones en varias comunidades. El informe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta roja en los dos departamentos.

Ocho municipios y al menos una veintena de comunidades indígenas serían afectadas por los desbordes de los ríos que fluyen entre los dos departamentos. Los poblados serían: Santa Rosa del Chapare, Puerto Villarroel, Puerto Grethel, Entre Ríos, Bulo Bulo, Ivirgarzama, Chimoré, Ichóa y todas las comunidades indígenas que están en sus proximidades. En Beni está amenazada la población de Gundonovia y todos los poblados cercanos.

La entidad, paralelamente, declaró alerta naranja en otras 54 poblaciones que están amenazadas por 24 afluentes que pueden desbordarse. Las capitales de los departamentos del Beni y Pando, Trinidad y Cobija respectivamente, se encuentran en alerta naranja

Según el viceministerio de Defensa Civil, hasta este fin de semana, el fenómeno climatológico de La Niña, ya ocasionó 15.593 familias entre afectadas y damnificadas; además los reportes indican ocho fallecidos en todo el país, dos en Luribay, uno en Apolo (La Paz), uno en Tupiza (Potosí), uno en Tiquipaya (Cochabamba) y los tres que fallecieron en Sucre hace dos semanas.

Santa Cruz

En Santa Cruz, los municipios declarados en alerta naranja son: Yapacaní, San Juan de Yapacaní, y la populosa zona del Plan 3000; luego el Surutú, que presentará “ascensos de nivel con posibles desbordes en áreas próximas a los poblados de Villa Yapacaní y comunidades cercanas” señala el reporte oficial.

La Paz, Chuquisaca y Pando son los otros departamentos que están amenazados por el desborde de los ríos producto de las lluvias que no cesan y que se prolongarán hasta marzo de este año, según los responsables del Senamhi.

El río Mamoré en Beni y el Acre en Pando amenazan a las capitales de ambas regiones y en esas ciudades se habla de un inminente golpe de agua en las siguientes horas. Las autoridades locales pidieron declarar desastre para acceder a recursos. El Gobierno aún no respondió a esta demanda.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *