Tuvieron que hacerse denuncias públicas, hacer oír el clamor de los médicos y mostrar que había pacientes en el suelo a la espera de ser atendidos para agilizar la descongestión del hospital Bajío del Oriente de la capital cruceña. La alcaldesa interina Angélica Sosa anunció que las salas de dicho centro de salud están despejadas.

Con el eco generado por esta situación, las autoridades de la municipalidad cruceña acudieron a atender el pedido de la directora de este hospital de segundo nivel, Yesenia Parejas, quien reconoció que “la capacidad fue rebasada totalmente ante la presencia de pacientes que aguardan en camillas y sillas de ruedas, por atención o traslado a otros centros sanitarios.

«Estoy en el hospital El Bajío, en la (sala de) emergencia despejada y estoy viniendo a dar el apoyo, he recorrido todas las salas, podrán ver personas sentadas y que están atendidas«, señaló Sosa en un video difundido en las redes sociales.

Ayer en emergencia había 12 pacientes en espera y a 11 de ellos correspondía atenderlos en hospitales de tercer nivel, aunque toda persona que llega hasta El Bajío es atendida.

Desde la dirección del hospital remarcaron que el centro de salud no está desabastecido y se hicieron las diligencias para que los pacientes sean atendidos en centros de salud de tercer nivel, además se habrían prestado camas para atender a los enfermos.

«Se hizo el despeje del hospital y lo necesario para conseguir que estos pacientes vayan a un tercer nivel. A mediodía llegó la Secretaria municipal de Salud y contribuyó con los colegas de otros sectores para trasladar a los pacientes«, remarcó la directora.

Mientras tanto, desde la Secretaría de Salud manifestaron que los hospitales de segundo nivel de la capital cruceña tienen capacidad de atención e internación.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *