El primer ministro canadiense Justin Trudeau anunció el viernes un nuevo endurecimiento de las restricciones para el acceso al país y la suspensión de los vuelos con destino a México y el Caribe para intentar frenar la propagación del Covid-19.

Los viajeros que entren en Canadá deberán realizarse un test PCR y permanecer en cuarentena en hoteles durante al menos tres días bajo estricta supervisión y pagado por ellos mismos en espera del resultado, dijo en rueda de prensa.

El costo de los tests y las estadías «rondarán los 2.000 dólares» canadienses (unos 1.565 dólares estadounidenses), señaló el gobernante. 

El segundo test PCR obligatorio en el aeropuerto será exigido «lo más rápido posible, en las próximas semanas» y se añade a la prueba negativa de covid-19 con menos de tres días de antigüedad para poder viajar a Canadá.

Si la prueba es negativa, los viajeros podrán entonces terminar su cuarentena de dos semanas en su domicilio, «pero bajo mayores medidas de vigilancia», explicó.

Los viajeros que den positivo serán transferidos a un centro de salud público.

«Estas medidas entrarán en vigor lo más rápido posible, en febrero», agregó.

Trudeau anunció también que el gobierno había acordado con cuatro compañías aéreas la suspensión de los vuelos hacia los «destinos soleados», México y el Caribe, hasta el 30 de abril. Air Canada y WestJet, las dos compañías aéreas nacionales más importantes, anunciaron que suspenderán una quincena de destinos desde el domingo hasta el 30 de abril. Air Transat dio cuenta a su vez de la suspensión inmediata de sus operaciones hasta la misma fecha.

A partir de la semana próxima los vuelos internacionales sólo podrán aterrizar en los aeropuertos de Vancouver, Toronto, Calgary y Montreal.

«Desde el comienzo de la crisis, mi prioridad es proteger a los canadienses», subrayó el primer ministro, que desde hace meses llama a evitar los viajes no esenciales.

Trudeau reconoció que las nuevas directrices buscan «desmotivar a los viajeros» y frenar la propagación de las nuevas variantes del virus en Canadá.

El primer ministro de Quebec, François Legault, saludó en un tuit la decisión de Trudeau, mientras su homólogo de Ontario, Doug Ford, dijo que «estas medidas van a implementarse en varias semanas, lo que significa un retraso de varias semanas».

Ontario, la provincia canadiense con más casos de Covid-19, exigirá a partir del lunes un test negativo obligatorio para los viajeros que lleguen al aeropuerto internacional de Pearson, en Toronto, anunció Ford.

Desde el pasado marzo, las personas que llegan al país, sean canadienses o no, están sometidas a una cuarentena obligatoria de 14 días para evitar la propagación del covid-19.

Desde diciembre deben presentar un test negativo para viajar al país. 

El país registraba el viernes más de 769.000 casos de coronavirus y 19.000 fallecidos.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *