Este viernes a las cuatro de la tarde se registró un infanticidio en la zona Huayrak’asa. Oliver, de cinco años, perdió la vida luego de ser degollado por su tío quien veló el cuerpo del niño y puso una Biblia encima.

La muerte del menor ha provocado una fuerte conmoción en el departamento cochabambino.

(ATB)

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: