El gerente de la Unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud, Carlos Hurtado, acompañó este lunes por la mañana la vacunación del personal sanitario que trabaja en la unidad de terapia intensiva del Hospital Japonés. Hurtado indicó que se atenderá a 250 trabajadores en dicho centro.

Por la tarde, el equipo de vacunación se trasladará a Montero para aplicar la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V a los 51 trabajadores que prestan servicios como intensivistas en el Hospital Óscar Urenda

Para el martes 2 de febrero se ha programado la inmunización al personal del hospital San Juan de Dios y, posteriormente al resto del personal de los centros de salud.

Hurtado dijo que los 10 vacunados el viernes no han manifestado ninguna molestia salvo un ligero dolor en la zona donde se recibió el pinchazo. El epidemiólogo resaltó que 13 países están trabajando con la vacuna rusa y, por el momento, no se han referido complicaciones llamativas

Comentó que pequeños malestares como fiebre pueden ser normales en el momento de recibir la vacuna anticovid.

En protocolo de atención que ha dispuesto el Ministerio de Salud obliga a los beneficiarios a firmar un consentimiento informado antes de recibir la primera dosis. De esta forma, también se comprometen a recibir la segunda dosis a los 21 días como parte del tratamiento de inmunización. 

Además, todos los salubristas que reciben la vacuna son monitoreados para asistirlos en caso de que se manifiesten algún malestar.

Para Hurtado, “hay que sopesar el riesgo -beneficio” y confiar en la validez del tratamiento. Cada vacuna, explica el funcionario del Sedes, responde a un determinado gen y, por ello, se pide a los beneficiarios que refuercen la primera dosis dentro del plazo estipulado.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *