La raíz de la división en la bancada parlamentaria de Creemos está en las elecciones subnacionales. Así lo plantean los cuatro diputados de la agrupación expulsados esta semana y que han mostrado su afinidad política con Johnny Fernández, de UCS. Oficialmente, la desafiliación de Sandra Paz, Runy Callaú, Tito Caero y Omar Rueda se ha producido como resultado de un proceso interno.

Para las elecciones generales de octubre del año pasado, UCS, que hoy postula a Fernández a la Alcaldía, selló una alianza para formar Creemos y apoyar al binomio Luis Fernando Camacho- Marco Pumari. Los ucesistas tuvieron espacios en la lista de candidatos a diputados y senadores por la alianza política.

De hecho, Runy Callaú es diputado de la circunscripción 51, Tito Caero es representante gremial, Sandra Paz es dirigente de UCS y Omar Rueda, de la circunscripción 48. Los cuatro fueron expulsados el jueves de la bancada parlamentaria acusados de negociar unilateralmente con el MAS un espacio en la comisión de Ética y, en noviembre de 2020, la cuarta secretaría en la Cámara de Diputados.

El jefe de bancada de Creemos en la Cámara Baja, Erwin Bazán, negó que el tema electoral subnacional hubiera generado esta división. “Le respondo con claridad y contundencia, nada tiene que ver. La demanda contra estos señores, fue porque en el hemiciclo utilizaron votos del MAS para ocupar unos ‘carguitos’. No meto a UCS ni nada. Es un extremo inaceptable”, aseveró a este medio.

Bazán manifestó que el tema municipal es completamente aparte. “Nosotros no tenemos un candidato a la Alcaldía, no nos interesa. La expulsión se definió en el marco de la representación de la bancada, no de la campaña por las subnacionales”

Luis Fernando Camacho ha manifestado en diversas oportunidades que no respalda a ningún candidato a la Alcaldía. El líder de Creemos reitera que su candidatura a la Gobernación nace en la unidad posible que propició el Comité pro Santa Cruz. Sin embargo, el 30 de diciembre Creemos y Santa Cruz para Todos (que postula a Angélica Sosa a la Alcaldía) sellaron «un compromiso por la unidad», en un acto realizado en la Villa Primero de Mayo.

Siete frentes decidieron apoyar el camino a la Gobernación del excívico y, en contrapartida, Creemos no puso candidato al municipio. «Por ética no apoyo a ningún candidato a la Alcaldía», fueron las palabras de Camacho ante los medios de comunicación.

Pero en declaración a este medio, el diputado Omar Rueda, uno de los ‘expulsados’, advirtió que Fernández tiene un proyecto concreto para ofrecerle a Santa Cruz. “Es un hombre que quiere trabajar por los barrios, los conoce y apoyamos a UCS, que fue parte de la alianza Creemos. Nos prestaron su sigla para que nosotros seamos diputados”, arguyó.

Advirtió que los cuatro diputados expulsados de Creemos “apoyamos y estamos agradecidos con Johnny Fernández, porque siempre respaldó nuestras candidaturas y también ahora como asambleístas”, aseveró.

Complementó que no solo son los cuatro, “sino muchos más, que usted los va a ver, hay también exasambleístas que se plegaron al proyecto de Johnny”.

Los problemas

En un comunicado, Creemos denunció que los cuatro buscaron beneficios personales al margen de la bancada. “Negociaron, se beneficiaron con designaciones y son funcionales al MAS, porque esos actos le favorecieron al oficialismo. Como el de la comisión de ética, que será usado para amedrentar a la oposición”, dijo.

En su cuenta de Facebook, Runy Callaú denunció que el “jefe de nuestra bancada fue puesto arbitrariamente. También quiso aplicar la arbitrariedad con nombres impuestos para la conformación de la comisión de Ética. Como no fuimos tomados en cuenta ni hubo previo consenso, nos hicimos respetar, proponiendo que se haga una votación en la Asamblea”, manifestó.

Complementó que de esta forma, el diputado Rueda fue tomado en cuenta dentro de la elección para conformar la comisión de Ética. Nuestra voz fue escuchada y gracias a eso, el diputado Omar Rueda también salió electo junto a la diputada Haydy Eliana Muñoz.

El diputado Rueda acusó a su colega Bazán de mentir porque no apareció el 3 de noviembre a su posesión como jefe de bancada y recién lo hizo el 9 de diciembre. “Más de un mes ejerce como jefe de bancada ilegal, usurpando funciones y cobrando sueldo”, dijo.

Sobre la denuncia ante el Tribunal Supremo Electoral por presunto transfuguismo, Rueda lo calificó como un “show” y negó que él y sus tres colegas cuestionados sean funcionales al MAS.

Dijo, además, que “nunca” habían entrado en un consenso para elegir a Bazán como jefe de bancada. “Todo se hizo a dedazo y nosotros no vamos a permitir eso. Nos declaramos diputados de oposición firmes, con criterio”.

Bazán denunció que el diputado del MAS Jerges Mercado estuvo en la casa de Sandra Paz días antes de la elección de su cuarta secretaría: “negociaban”, dijo e insistió: “Actuaron en busca de beneficios personales actuando al margen de la bancada. Para lograrlo, se sirvieron de votos del MAS. Por eso los demandamos”.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *