Jhon Q.M., de 21 años de edad fue sentenciado a 30 años de cárcel por haber asesinado a su sobrino, de seis años. El hecho de sangre se registró el sábado en el barrio Huarak’asa, al sur de Cochabamba.

“Me querían robar a mi sobrino, esa bruja que había ahí. Yo (lo hice) por querer rescatarle de esa bruja”, contó el condenado, que se sometió a un proceso abreviado por el delito de infanticidio.

De acuerdo a las primeras declaraciones del sospechoso, el niño se encontraba poseído por el demonio por eso él decidió cometer el delito, después fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público. 

La investigación también da cuenta que Jhon presuntamente consume marihuana y además cumplió sentencia condenatoria en un penal de la ciudad por el delito de robo. El abuelo del menor alertó a las autoridades sobre el asesinado.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *