“Día de la Recuperación de la Democracia Intercultural”, es el nombre que le puso el Gobierno de Luis Arce Catacora al 18 de octubre de 2020 a través de un decreto supremo. Esa fecha se produjo la victoria electoral del MAS en las urnas. De ese modo el Ejecutivo afirma su teoría del golpe de Estado contra Evo Morales en 2019.

“Se declara el 18 de octubre de cada año, como ‘Día de la recuperación de la democracia intercultural, en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia”, señala el artículo único del decreto 4459 que lleva un extenso prólogo de los considerandos y dispone organizar homenajes en las distintas entidades del Estado. 

El 18 de octubre se realizaron las elecciones generales en el país y el MAS obtuvo una victoria del 55,1 % de los votos y marcó su retorno al poder. Desde ese día las autoridades gubernamentales intentan posicionar la hipótesis de que en Bolivia se produjo un golpe de estado. En su mensaje al país, el 22 de enero, el presidente Arce dijo que después de 37 años de gobiernos constitucionales se produjo una interrupción de los mismos y se instauró un gobierno de facto.

Con este decreto, el Gobierno deja de lado los homenajes que se realizaban cada año en el país y recordaban el retorno de la democracia el 10 de octubre de 1982. Aquel día marcó el fin de los gobiernos militares y la posesión de los gobiernos elegidos democráticamente.

“Realizadas las elecciones el 20 de octubre de 2019 y conocidos sus primeros resultados, grupos antidemocráticos generaron una secuencia de hechos, cuyos principales eventos fueron: cuestionamiento de los resultados electorales por la Organización de Estados Americanos, instalación y amplificación de una narrativa de fraude descomunal, vandalismo, violencia, toma y quema de instituciones electorales, e insubordinación de la Policía Boliviana y Fuerzas Armadas, conduciendo a la ruptura del orden constitucional, decantándose en una solicitud de renuncia del Presidente legalmente constituido”, señala la parte argumentativa del decreto que fue firmado el 28 de enero pasado.

El Gobierno de Arce Catacora considera que el resultado electoral del 18 de octubre “restableció el orden democrático constitucional y con ello se dejó en el pasado el régimen de facto y autoritario”, calificativo permanente  a la gestión transitoria de Jeanine Áñez.

Se trata del tercer paso que ensaya el MAS para descalificar al gobierno de Áñez. El primero fue antes de las elecciones a través de una campaña internacional; luego fue  el mensaje del presidente Arce que oficializó la posición del Gobierno; ahora el decreto que se convierte en un documento legal.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *