Después de haber verificado que todo marcha bien en el plan de vacunación contra el Covid-19, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) amplió ayer la cobertura a más personas, alcanzado a más de 300 profesionales y trabajadores de terapia intensiva y de emergencias de los hospitales Japonés y Óscar Urenda de Montero.

La meta es que en dos semanas se termine de aplicar la primera dosis a entre 2.000 y 2.200 médicos, enfermeras y otros profesionales que trabajan en la primera línea de atención de pacientes con coronavirus en el sistema público, seguridad social y privado.

Dentro de 21 días se empezará a ejecutar la segunda fase del proceso de inmunización, con la aplicación de la segunda dosis al personal inmunizado en la primera fase, con lo que se completarán las 4.400 dosis que se recibieron del primer lote de las vacunas Sputnik V.

En el primer día de vacunación, realizado el pasado viernes, se aplicó la primera de dos dosis a diez profesionales del área de terapia intensiva. El plan continúo ayer con la vacunación de otro grupo que trabaja en el hospital Japonés y en el hospital Óscar Urenda de Montero.

El director del Sedes, Marcelo Ríos, explicó que en el primer día de vacunación se pudo observar y calificar la logística aplicada que indican les dio buenos resultados.

En cuanto a reportes de incidentes, registraron uno luego de que una de las personas vacunadas indicara que tuvo una sensación de picor en la zona donde se le aplicó la inyección.

Este martes se aplicaron las dosis al personal del hospital San Juan de Dios y, progresivamente, se avanzará durante la semana a los hospitales Mario Ortiz, Oncológico y a la maternidad Percy Boland. Posteriormente, se llegará a los domos de la Caja Nacional de Salud, a la Caja Petrolera, a los otros seguros públicos y a las clínicas privadas.

Esta semana se procederá a aplicar entre 1.000 a 1.200 dosis y la próxima semana el saldo”, manifestó el director del Sedes, al aclarar que la vacunación es voluntaria.

Por ahora se está priorizando al personal de las terapias intensivas y de los centros Covid y luego, se procederá a la vacunación del personal de emergencias y terapias intermedias.

Según el Gobierno nacional, el plan de vacunación es una solución estructural a la emergencia sanitaria que permitirá avanzar gradualmente hasta lograr la normalidad en las actividades económicas.

Al margen de la vacuna rusa, se prevé la llegada de casi un millón de vacunas de AstraZeneca y Pfizer, gestionado a través del mecanismo Covax.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *