Cumplió su promesa. Gonzalo Melgar, un contador de profesión que mantenía una huelga de hambre en las afueras de la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) BBVA Previsión, una de las dos entidades que opera en el país, llevó su medida de presión hasta la ciudad de La Paz.

Melgar se instaló en las afueras del Congreso, en plena plaza Murillo. No está solo, hasta la zona llegaron otras personas que exigen modificar un proyecto de Ley Para la devolución de los aportes a las Administradores de Fondos de Pensiones (AFP).

Desde hace dos semanas, en la Cámara de Diputados se debate un proyecto de ley que restituye de forma escalonada los ahorros.

La norma establece la devolución del 15% cuando el saldo de los aportantes sea igual o menor a 100.000 bolivianos. Así también el proyecto instruye la entrega de un 100% de sus aportes a aquellas personas que tengan hasta 10.000 bolivianos en sus cuentas.

Pero para acceder a esta devolución los aportantes deben ser mayores a 50 años de edad.

Esta propuesta es rechazada por varios aportantes que exigen una devolución de al menos el 50% de sus ahorros.

Acompañado por varias personas, que exigen lo mismo, Melgar sostuvo que se mantendrá en el lugar “hasta que sus fuerzas lo permitan”. El hombre de 52 años cumple hoy martes 50 días de ayuno voluntario, y solo lo mantiene en pie un suero.

Desde 1997 los recursos del Sistema Integral de Pensiones son manejados por las AFP BBVA Previsión y Futuro de Bolivia. Entre ambas gestionan los recursos de los más de 2,4 millones de aportantes, que según la Autoridad de Pensiones y Seguros suma $us 20.271 millones.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *