Oriente Petrolero reúne a dos goleadores de reconocida trayectoria en su plantel. José Alfredo Castillo y Dayro Moreno. Los hinchas empiezan a ilusionarse con lo que puede ser su equipo con el aporte de ambos jugadores, que, juntos, suman más de quinientos goles.

Entre ambos existe nada más que tres tantos de diferencia, a favor del colombiano, aunque la media de efectividad favorece al cruceño (0,46). Sus antecedentes son indiscutibles, superan los 250 goles.

La contratación de Moreno atenuó las críticas a la directiva verdolaga, atacada en las redes sociales desde que empezó la pretemporada por no incorporar jugadores de renombre a un plantel que el año pasado tuvo un pobre desempeño.

El cafetero, de 35 años, viene con fama de goleador por donde pasó, aunque también arrastra una fama de “fiestero”, destacado por su talento, criticado por su indisciplina.

Jugó en ocho equipos de Colombia, Brasil, Rumania, México y Argentina, entre ellos Once Caldas, Tijuana, Atlético Paranaense, Junior, Steaua de Bucarest, Millonarios, Atlético Nacional y Talleres de Córdoba, en algunos varias veces. Trece equipos entre idas y vueltas.

Disputó 636 partidos hasta el momento, y convirtió 270 goles, de acuerdo a los datos de Wikipedia (Transfermakt le otorga menos). En la selección de Colombia anotó 3. Su mejor año fue en 2017, con 33 goles anotados en Atlético Nacional.

En su extensa carrera ganó cuatro títulos, dos campeonatos locales y una Copa Libertadores con el Once Caldas de Manizales, y otros dos en su país y una Recopa Sudamericana con Atlético Nacional. Fue goleador del fútbol colombiano en cinco ocasiones, y del fútbol mexicano una vez.

La temporada pasada convirtió 5 goles jugando para el Once Caldas. Su último gol lo marcó el 12 de diciembre ante Patriotas.

El cafetero se encontrará con Castillo, el goleador histórico refinero, que tras un comienzo sin trascendencia ni lugar en el equipo, el año pasado repuntó en la fase final, recuperó su eficacia goleadora y acabó superando a Víctor Hugo Antelo como máximo artillero del club, con 144 goles. En la selección nacional anotó 5.

Castillo, de 37 años, jugó en México, Argentina, Brasil, Chile y China, mientras que en Bolivia pasó por Oriente, Blooming Guabirá, Bolívar y Sport Boys; lleva disputados 574 partidos y 267 goles. Es el segundo artillero del fútbol boliviano en su historia, detrás de Tucho Antelo.

Fue distinguido por la Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Futbol (Iffhs) como el mejor goleador del mundo de un equipo de primera división en la temporada 2001, al haber anotado 42 goles en toda la temporada.

Su mejor marca la obtuvo en 2002, al convertir 46 goles con la camiseta albiverde.

El año pasado ocupó el séptimo lugar entre los goleadores, con 10 anotaciones.

El último gol lo hizo el 24 de diciembre en Cochabamba, ante Wilstermann.

Platiní Sánchez decidirá si juegan juntos, o no.

Castillo y Moreno, cada cual con su historia en el fútbol al servicio de Oriente. Ambos tienen la gran oportunidad de cerrar sus carreras con broche de oro.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *