El diario Clarín de Argentina informó en su edición digital que Agustina Cosachov, la psiquiatra investigada por la muerte de Diego Armando Maradona fue imputada este martes por “falsedad ideológica”, por haber asentado en un certificado y en una historia clínica que el ex astro, en octubre pasado, se encontraba en buen estado de salud mental, sin ir a visitarlo.

El equipo de fiscales de San Isidro a cargo de la investigación, integrado por Laura Capra, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, le notificó a la profesional la imputación a través de una cédula electrónica dirigida a su abogado defensor, Vadim Mischanchuk, según Télam.

Este medio argentino informa que Maradona murió el 25 de noviembre último, víctima de una descompensación cardíaca, en la casa que le habían alquilado en el barrio San Andrés, de Tigre. El 3 de noviembre había sido intervenido quirúrgicamente de la cabeza a raíz de un hematoma subdural.

La Justicia argentina investiga si Cosachov y el neurocirujano Leopoldo Luque cometieron «homicidio culposo» por negligencia en la atención médica del entonces DT de Gimnasia y Esgrima La Plata.

Además, el médico quedó complicado por un peritaje caligráfico que reveló la falsificación de la firma de su paciente cuando solicitó su historia clínica a un sanatorio privado en septiembre de 2020.

«De mi mayor consideración yo, Diego Armando Maradona, me dirijo a usted para solicitar entregue a mi médico personal Dr. Leopoldo Luque, copia de mi historia clínica. Desde ya, muchas gracias», decía el texto del escrito presentado en la Clínica Olivos, donde sería operado.

Los investigadores estaban convencidos que tanto esa firma, como las que figuraban en otras dos hojas que fueron secuestradas y que se cree que eran garabatos que se hicieron mientras practicaban las firmas, eran falsas y que fueron realizadas por el neurocirujano sin el consentimiento del Diez.

Por eso, Luque podría ser imputado por el delito de «uso de documento privado adulterado».

La autopsia determinó que Maradona murió como consecuencia de un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada» y descubrieron en su corazón una «miocardiopatía dilatada».

De acuerdo con los resultados de los estudios toxicológicos realizados, el ex campeón del mundo en México 1986 no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo, aunque sí detectaron psicofármacos que le causaban arritmia.

Además, en las últimas horas trascendieron audios privados entre Luque y Cosachov, donde el neurocirujano decía que se iba «a cagar muriendo el gordo», en alusión a su paciente.

Las hijas de Maradona, Dalma y Giannina, arremetieron contra el profesional y el abogado Matías Morla, mano derecha de su padre. «Si la verdad siempre triunfa ustedes dos van presos», aseguró la mayor de las mujeres.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *