N. C. G. de 50 años fue sentenciado por el Tribunal de Sentencia Primero de Villa Montes a 30 años de prisión, a cumplirse en el penal de Morros Blancos, acusado de haber violado a una niña de 11 años, a quien quedó embarazada.

“En la audiencia el Ministerio Público ofreció los elementos suficientes en contra del sujeto, entre ellos la entrevista informativa a la víctima, certificado médico forense que señala un embarazo de siete semanas, dictamen pericial de ADN que demuestra la paternidad del padrastro, además el hombre solicitó someterse a procedimiento abreviado”, informó el fiscal departamental de Tarija, Wilson Tito.

De acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía, el caso fue descubierto el 4 de julio de 2020 cuando la tía y el abuelo de la víctima visitaron a la menor y notaron que presentaba un malestar, por lo que la llevaron a un centro médico y se descubrió que estaba embarazada.

Las indagaciones del caso develaron que la niña era abusada sexualmente desde 2019, cuando visitaba a su madre a una comunidad de Tarija, momentos en que su padrastro aprovechaba para llevarla a lugares alejados y cometer los delitos.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *