Marco Peredo no afloja en su afán de luchar porque impere el juego limpio fuera de la cancha, pese a la indiferencia de las autoridades, y vuelve a denunciar corrupción en la FBF y la ACF.

Entretelones de una cruzada que tiene como misión lograr que, algún día, exista transparencia en la Federación Boliviana de Fútbol. Peredo, junto a David Paniagua y Milton Melgar, de Fabol, y Marco Antonio Etcheverry, visitaron ministerios, se contactaron con autoridades políticas, y hasta la fecha sólo obtuvieron evasivas. Acá el relato de una peregrinación sin buenos resultados que no vence su entusiasmo.

_¿Crees que puede prosperar esta iniciativa que llevan adelante con Fabol?
Creo que sí. No es de ahora la pelea, es de hace bastante tiempo, sobre los hechos de corrupción en el fútbol. Nosotros hemos presentado a las diferentes autoridades y a la opinión pública, todos los cheques que se han girado a nombre de particulares para beneficio de ellos, que suman cerca de medio millón de dólares, donde están involucrados Pablo Salomón y gente de las asociaciones, miembros del comité ejecutivo que cobran viáticos pese a que las reuniones son en su ciudad, y se prestan dinero a título personal. La han pela’o a la Federación, está en toco, no tiene un peso.

_Entonces, ¿cómo se mantiene?
El apuro del contrato de televisión es para sacar plata de ahí. No tienen otra, no tienen recursos. La verdad, la han saqueado. Está lo de la Casa Verde, la compran (los dueños) en 100 mil bolivianos y después la venden en 2.8 millones de dólares; les dieron plata para que aplanen y lo vendan más caro. Ante estas denuncias, empezaron a reaccionar tontamente los del comité ejecutivo. Hay una declaración de Marco Rodríguez (vice de la FBF) que dice que esto fue una negociación directa de la Conmebol, y que hay que investigar a la Conmebol. Le hemos pedido al diputado Cuéllar, que a través de la Comisión de Justicia y Constitución pida a la Conmebol un informe para saber quién participó en esta negociación, qué funcionario de la Conmebol participó y cuánto se pagó.

_Entiendo que lo que dice Rodríguez es que, en todo caso habría que preguntarle a la Conmebol porque fue la que supervisó la compra.
No, no, no dice así. Dice que la compra de la Casa Verde es hecha directamente por la Conmebol. Investiguen a la Conmebol, dice. La Conmebol dio parte de los recursos, como también dio la FIFA, nosotros a ambas instituciones les hemos mandado documentación de los hechos de corrupción de la Casa Verde porque son recursos “forward”, recursos de devolución que son de FIFA y Conmebol, que son los que han puesto el dinero. Héctor Montes (funcionario de la FBF) dice que cuando él inició las negociaciones con los dueños de los terrenos, era un precio, después lo apartaron, y terminó siendo otro precio, mayor, cuando compraron. Evidentemente, da a entender, hubo sobreprecio en la compra, lo declaran ellos, los de la Federación. El saqueo está, no hay quién niegue absolutamente nada de lo que ha pasado en la Federación, más bien se echan la pelota unos a otros.

_¿Quién puede podría poner fin a esos manejos irregulares?
Nosotros hemos tenido reuniones con diversas autoridades del Poder Ejecutivo. Con la primera persona que me llevaron fue con el procurador general del Estado, el doctor Wilfredo Chávez; estaban Rafo Paz, los hermanos Blanco, un abogado Zambrano. Y el señor este (Chávez), la verdad que es patético lo que dijo. Cuando se le reclamó que no hace nada el Ministerio Público, respondió: “es que la justicia aquí es corrupta”. Casi me infarto. Le dije, no diga eso usted, que es el procurador general del Estado, “pero es la verdad”, contestó. El representa al Estado, a la sociedad y admite que la justicia es corrupta; tampoco hace nada. Después de esa reunión, nunca más volvimos a conversar con él.

_Después visitaron a los ministros de Estado…
La peregrinación es con varios, no nos han derrotado, de ninguna manera. Nos reunimos con el Ministerio de Gobierno, fue una reunión bastante grande, hubo gente de la Asociación de La Paz, de Bolívar, Wilstermann, todos los clubes cruceños, éramos unas veinte personas, en la casa de Rafo Paz. Le contamos al ministro (Iván Lima) qué pasó con el procurador, y le pedimos que haga un seguimiento, como Poder Ejecutivo, para que la ley se cumpla, nada más. Nos dijo que iba a escuchar a la otra parte, “y en función a lo me digan y si autoriza el presidente (del Estado), intervengo”. Eso es una soberana estupidez, no le pedíamos que sea el juez, ni que escuche una parte a la otra; los jueces están, los fiscales están, lo que hay es la confianza ni el trabajo adecuado.

_Tampoco hay voluntad, por lo visto.
No hay. El que se lleva la flor es el ministro de Justicia (Iván Lima). Es mucha dosis. Llegamos allá con el diputado Rolando Cuéllar, que es el único que le pone empeño a esclarecer estos hechos de corrupción. Fuimos con Marco Etcheverry, Milton Melgar, David Paniagua, y le explicamos todas las denuncias a la FIFA, Conmebol, el amparo constitucional que el Estado tiene tuición sobre el deporte, está la Ley del Deporte, lo establece la Ley 804, la Constitución Política del Estado en el artículo 104, 105; es más, dice que el deporte es de interés público y social. Terminamos de explicarle todo el aparato de corrupción que hay en la Federación, y nos dice, miren la mentira que nos lanza: “con el ministro de Gobierno hemos hablado, con nuestro canciller, y él ha consultado a la FIFA y la FIFA le ha dicho que este es un problema de particulares, y que el Gobierno boliviano no se meta”. Primero, eso es falso, la FIFA no le va a decir eso, cuando a los dos días se llevaron preso al presidente de la Federación de El Salvador por hechos de corrupción, el FIFAgate.

_Todas las puertas que fueron tocando, se les cerraron.
Con respuestas absurdas como esa. Es más, tuvo el tupé de decirnos que él podía ser una especie de mediador, de árbitro entre los denunciantes de la corrupción y los de la Federación. Me da vergüenza ajena tener un ministro de esa laya. Además, dice que primero tiene que llamar al presidente (del Estado) para ver si quiere que sea mediador…Si no, levanto las manos. Esa estupidez nos dijo.

_Después visitaron a la viceministra de deportes. ¿Cómo les fue?
Peor fue la viceministra. Nos recibió una niña con dos chicos. De entrada, ésta es la importancia que le da el Gobierno al deporte, sus oficinas están en el sótano del edificio de Correos. Uno tiene que pasar por unos armarios y trastes viejos, ahí hay un cuartito. Es ella y dos asesores, tan chicos como ella, y una secretaria que tiene todo en sus manos. No tiene ni escritorio.

Le mostré la Ley del Deporte, le explicaba que el ministerio es el órgano rector de sistema deportivo, y que la transparencia es uno factores fundamentales, donde todas las instituciones tienen que someterse a la revisión y al seguimiento que haga el ministerio de todos los recursos que percibe, sean público o privados, que la Ley establece todas las instituciones del sistema deportivo cumplen una función de interés público y social, y está sujetas a la Constitución, artículos 104 y 105 y a la leyes de la República. 

Ella le cede la palabra al asesor, y él dice “esta ley no le alcanza a la viceministro porque se refiere al ‘ministro’ y ella es viceministro, ella no tiene competencia”. Si no tiene competencia para manejar la Ley del deporte, entonces que anulen ese viceministerio, y se acabó.

Marco Peredo va rápido en el relato, pero vuelve atrás en cualquier momento porque recuerda situaciones. Cuenta y opina sobre ello. “Yo le diría al ministro Lima, que lo enjuicie a Evo Morales, porque hizo canchas por todas partes, coliseos y estadios…entonces, está malversando fondos públicos para dárselos al sector privado, porque él considera que el deporte y el fútbol, “es de privados”. Lamentablemente, ésa es la autoridad y esa es la gente con la que estamos lidiando”.

Después vuelve a lo que él llama “la peregrinación” en busca de autoridades que se interesen por acabar con la corrupción en el fútbol.

-Esto (de no tomar cartas en el asunto) no solo alcanza a las autoridades, también a la gente de la Federación. Gustavo Camacho, que es asesor legal, el gurú de todos en la FBF, lo llamó a David (Paniagua) para que nos reunamos en La Paz, con Fernando Costa. Al igual que a los otros, les dijimos que la corrupción llega al jopo, y que usted (Costa) mismo ha dicho que es una estructura corrupta la que maneja la Federación, solo que usted no se ha sacudido de las sanguijuelas. Dijo que quería hacer una auditoría internacional.

No necesita auditoría, si ahí están los cheques (que se giraron). Camacho dice, “no sólo es eso, sacaban plata a nombre de un administrativo de la Federación y se la repartían entre los dirigentes”. Entonces usted la sabe, le decíamos a Costa, “sí”, asintió. Entonces por qué no hace nada. Respondió que estaba medio preso de la situación y que está peleado con ellos (el resto de los dirigentes).

Le dije que le daba nombres y apellidos; es más, Pablo Salomón se llevó toda esta plata; Salinas y Téllez me decían que le daban porque era el que les alineaba a todas las asociaciones para que voten por Salinas. Si no es gratis, después él reparte; por último, se van a chupar y a comer todos los dirigentes a su matrimonio, tres días, están las fotos. Ahora todos votaron por usted.

_Pero esto no es de ahora, se maneja así desde hace tiempo, desde muchos años atrás.
Sí, pero ahora, aquí están las pruebas, están los cheques; como nunca existen tantas pruebas. Es innegable.

_¿Y ahora qué queda por hacer?
Hay que seguir peleando.

Fabol, la ACF y los clubes

Marco Peredo, que tiene a David Paniagua como compañero de viaje en esta cruzada, advierte que hay un plan para acabar con la Federación Sindical de Futbolistas Profesionales de Bolivia, más conocida como Fabol.

-Ahora quieren destruir a Fabol, hay que dejar en claro esto. Ahí se van a unir los dieciséis clubes. Porque hasta ahora el dirigente entiende que el jugador es un trabajador, y que tiene todos los derechos para cobrar lo que cobra cualquier trabajador. Lo que el dirigente no quiere, es pagar. Fabol los ejecuta y cobra a favor del jugador; y eso es lo que le molesta a la gente. Desearían que el jugador sea su esclavo, que los divierta el fin de semana y listo…

_Pero está la FIFA, ahora ya no se puede hacer eso con el jugador.
Ya no, pero igual. FIFA estableció en el Estatuto del jugador que haya un Tribunal de única instancia en cada país, y la segunda instancia es el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), pero aquí han creado un Tribunal de segunda instancia, arriba del Tribunal de Resolución de Disputas (TRD), para hacer los que les da la gana.

_Peredo ata cabos, saca conclusiones y da a conocer la elucubración de un supuesto plan deshonesto.
San José hoy no les sirve, porque no está la gente que lo manejaba antes y que fue la que lo eligió presidente (a Costa), y son desechables. Han sacado más de veinte procesos contra San José para que los ejecute ese tribunal, lo haga descender, y subir, seguramente, al equipo de Vaca Diez.

_¿Y qué es lo que sucede en la Asociación Cruceña de Fútbol?
La ACF, la más grande del país, ha estado manejada por Pablo Salomón, Lily Rocabado, Noel Montaño y apadrinado por los equipos de la Academia Tahuichi, por Roly Aguilera Gasser y dos o tres empleados que son dirigentes de sus equipos. Son los que apañan. Es tan corrupta como la Federación Boliviana de Fútbol. Ahora parece que están peleados, pero no es porque sean honestos y quieran acabar con los pícaros, es simplemente una puja por el poder. Pablo Salomón quiere ser presidente y Noel Montaño quiere ser presidente. Lily Rocabado lo apoya a Salomón y Montaño va con los equipos de la Tahuichi.

_Para Peredo, ninguno tiene buenas intenciones.
No tienen ni para pelota, porque se robaron la plata. Todos son más de lo mismo. El domingo tiene elecciones y votan los comités, más peso tienen los comités que son designados a dedo que los clubes. Ustedes, le dije a Costa, son los que han permitido que suceda eso en las asociaciones, no representan a nadie y ahora están en el poder, y se le paran por el contrato de televisión.

_¿Y los clubes de la División Profesional, por qué no se manifiestan?
Los clubes lo único que quieren es plata, ahora se van a juntar los dieciséis por la plata, aunque lo que hayan robado es tanto como lo que puedan recibir. Las asociaciones igual, languidecen no tienen ni para mantener el estadio de la ACF, y permiten que Pablo Salomón se lleve 400 mil dólares.

Al final, le deja un mensaje a Fernando Costa, el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol. -Para legitimarse tiene que sacar a los ladrones, no hay otra. Si quiere cambiar su imagen, empiece a recuperar la plata.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *