La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) confirmó que el ciudadano argentino Tomás María García Llorente salió del país rumbo a  Argentina, pese a haberse emitido en su contra una citación por la agresión a una mujer en un centro comercial, ubicado en el tercer anillo y avenida Bush.

El director nacional de la Felcc, coronel Alberto Aguilar, confirmó a EL DEBER que el hombre, que trabajaba en una empresa agrícola en Cuatro Cañadas, salió a las 6:00 del lunes 8 de febrero en un vuelo de BoA, rumbo a Buenos Aires. Según el registro oficial, se marchó en compañía de su esposa e hijo.

Según el informe de la Felcc, la agresión a la activista Paulina Calvo se registró el domingo en el centro comercial donde en imágenes captadas por cámaras de seguridad del local se observa el altercado entre la mujer y el extranjero. La activista le reclamó porqué no usaba barbijo  y lo filmó con su teléfono celular. El hombre le propinó una patada y la ofendió verbalmente, para luego marcharse.

El coronel Aguilar aseguró que la Felcc realizó un seguimiento al sujeto, detectó que vivía en el barrio Las Palmas y, en coordinación con la Fiscalía, se le emitió una citación para que responda por el hecho y  por el delito de lesiones graves y leves.

Según las pesquisas, luego de la agresión, el sujeto se trasladó a Cuatro Cañadas, donde entregó el vehículo a la empresa agrícola donde trabajaba. Allí le recomendaron que arreglara su asunto personal al haberse viralizado las imágenes de agresión que cometió en las redes sociales. Posteriormente, el sujeto y su familia salieron del país.  

Aguilar informó que no había aún ninguna alerta migratoria contra el argentino y dejó el país sin problemas. No obstante, el hecho agrava su situación jurídica.

Por su parte, el fiscal departamental Róger Mariaca confirmó que García Llorente salió del país; sin embargo, aprovechó para invitarlo a que retorne a Bolivia para responder por la agresión a una mujer.  

Según el fiscal, hasta el momento la víctima no ha presentado una denuncia formal. 

Testigos presenciales del hecho señalan que los guardias de seguridad pidieron a la pareja que se colocara el barbijo mientras permanecían en el centro comercial. Durante la discusión con el personal del centro, descuidaron a su pequeño hijo, que resultó lastimado al caer sobre las escaleras mecánicas. A raíz de esta situación, varias personas intervinieron para recriminar por su actitud a la pareja, provocando la airada reacción del agresor.

Mariaca informó que los delitos imputados al agresor comprenden lesiones graves y leves. 

(El Deber)

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *