La Policía Boliviana logró recuperar a 6.397 efectivos de los 7.231, es decir el 85%, que se contagiaron de Covid-19 durante la pandemia. Lamentablemente se registraron 206 decesos desde marzo hasta la fecha.

El Comandante General de la Policía, Johnny Aguilera Montecinos, señaló que de los 38.600 uniformados de la institución verde olivo en el país, 7.231 contrajeron el coronavirus durante el cumplimiento de sus funciones. El virus afectó al 19% del total de policías.

“Los datos son desde marzo del 2020 a febrero del 2021. De todos los enfermos se lograron recuperar 6.397 policías, entre pasivos y activos, es decir el 85%”, informó el jefe policial.

Aguilera lamentó la pérdida de 206 uniformados a causa del Covid-19. Sin embargo, comentó que se han reforzado las medidas de bioseguridad en todas las unidades policiales del país para evitar más bajas en la entidad del orden. “Se les han dotado de barbijos a todos los policías y en cada oficina existe un medidor de temperatura, alcohol y cámaras de desinfección”, detalló.

Los casos positivos en la Policía disminuyeron considerablemente, luego de que se terminaron los controles en las carreteras para evitar la circulación fuera del horario establecido durante la primera ola.

“Existieron dos aspectos que desde el punto de vista estadístico favorecían al contagio; uno era la actividad de intervención que se realizaba en la calle y otro era la multa. ¿En qué ha cambiado?, ya no participamos en la restricción, porque la política del Estado es no impedir el normal funcionamiento de actividades y, segundo, no tenemos multa”, explicó.

Aguilera dijo que la estrategia que se utiliza actualmente es la prevención y concienciación, con cual se ha tenido buenos resultados y ha bajado el índice de contagios.

Rebrote en la Policía

Por su parte, el director Nacional de Salud y Bienestar Social de la Policía, Álvaro Álvarez Griffiths, confirmó que el número de uniformados enfermos descendió considerablemente. Explicó que de los 7.231 uniformados contagiados a escala nacional, 1.661 se infectaron durante la segunda ola.

“El rebrote empezó desde el primer día de diciembre y hasta fecha se han recuperado 1.003 de los 1.661 contagiados”, detalló.

Álvarez informó que aún existen 628 casos activos de Covid-19 en las filas de la Policía, de los cuales 18 se trata de personas que se enfermaron por segunda vez durante el rebrote. “Lamentablemente también tenemos personas que se reinfectaron”, dijo.

La Paz es el departamento con más contagiados activos con 366. Le sigue Santa Cruz con 105, Cochabamba con 63 y en Oruro 27. Mientras que en Potosí hay 18 casos, en Beni 15, en Tarija 14, en Chuquisaca 13 y en pando 7.

“Cada día actualizamos nuestra base de datos y hacemos seguimientos a los casos positivos y sospechosos dentro de la Policía Boliviana, además de que se toman las medidas necesarias para evitar la propagación del virus”, dijo Álvarez. De los 206 fallecidos en todo el país, 30 perdieron la vida durante la segunda ola.

El comandante Jhonny Aguilera comentó que dentro del plan estratégico de prevención en la ciudad de La Paz se trabaja con el Sistema Integrado de Comando y Control “BOL-110”, lo que permite brindar ayuda de manera inmediata a las personas enfermas.

“Hemos generado un telecentro con el Ministerio de Salud y la Caja Nacional de salud, habilitando ambulancias para recoger a ciudadanos que tengan la salud comprometida a causa del virus”, refirió.

Plataforma virtual

La Policía Bolivia junto a una empresa privada trabajan en una plataforma digital para el monitoreo de los casos de coronavirus que se registren en su personal. Además,  servirá para identificar y hacer seguimiento a los primeros efectivos que serán inmunizados.

Con esta aplicación se podrá conocer de forma instantánea los nuevos policías enfermos por Covid-19 y no se tendrá que esperar hasta que finalice la jornada para contabilizar los casos. Además de que se podrá detectar mediante mapas de calor, cuales son las zonas donde existen más infectados.

Aguilera dijo que el objetivo de tener un sistema virtual es recolectar información relevante sobre los miembros de la institución del orden para planificar de forma estratégica la realización de pruebas y administración de vacunas contra el coronavirus.

“Se hará un análisis del personal que esté en condiciones para recibir la primera dosis y se empezará con la inmunización en las zonas con más riesgos, las cuales se determinarán por el mapa de calor que nos facilitara el ordenador digital”, explicó.

Habrá un centro de monitoreo revisando los datos de los policías que tuvieron contagio o que recibieron la vacuna, para actuar de forma oportuna ante posibles reacciones adversas o complicaciones.

“La implementación de esta plataforma virtual en la Policía traerá resultados positivos, porque podremos conocer en tiempo real los nuevos casos positivos o sospechosos, para brindar atención rápida a los afectados. Asimismo, podremos implementar nuevas estrategias de prevención en base a los datos que arroje este sistema”, comentó.

Proceso de vacunación

Se prevé que la Policía y Fuerzas Armadas reciban la primera dosis de inmunización en el segundo lote de vacuna que llegue a Bolivia. Para que la vacunación se realice de manera efectiva, la institución del orden tiene preparado el proceso a seguirse que cuenta de cuatro etapas.

La primera etapa es el pre-registro para inscribir en el sistema a los 38.600 uniformados de todo el país.  Durante el segundo periodo de evaluación de pre-condiciones médicas se analizará qué funcionarios pueden recibir la vacuna. 

La tercera etapa es de planificación para determinar las primeras ciudades que recibirán la vacuna para los efectivos y las estrategias a seguir para un buen proceso de inmunización. Mientras que el último ciclo es el de inoculación y monitoreo.

(El Deber)

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *