«La gente del otro bando conformó su directorio, y con la gente del Consejo Indígena del Sur (Conisur), que son cocaleros, tomaron la oficina a la fuerza», denunció José Luis Antezana, cacique grande de la comunidad Nueva Vida, y de los pueblos yuracaré del Tipnis.

Según él, la toma de las instalaciones de la Subcentral de Pueblos Indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) se llevó a cabo a pesar de que, previamente, Conisur acató el cierre de la oficina por 90 días, hasta demostrar la legitimidad correspondiente.

«Pero pisotean el acuerdo y abren la oficina», criticó Antezana. Anteriormente, los días 5 y 6 de febrero, la gente de Conisur ya había tratado de tomar las instalaciones.

«Ni siquiera están afiliados a alguna regional de acá, Conisur es del Trópico de Cochabamba. También hay funcionarios públicos de la Gobernación, del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) metidos en esto. El pueblo debe saber que ellos conformaron un nuevo directorio para seguir obedeciendo a terceras personas y destruir el territorio», denunció Antezana.

Según Pedro Moye, asesor de la directiva denunciante, la otra parte, la de Conisur, está manejada por Fernando Vargas, Domingo Nogales, Carlos Fabricano y Adrián Nogales. «Son pocas comunidades del Tipnis, la mayoría gente de Conisur, que de acuerdo a la estructura indígena pertenece a la Coordinadora de Pueblos Indígenas del Trópico de Cochabamba (Cpitco), ahí está afiliado Conisur. Ellos no tienen nada que ver con temas estructurales ni argumentos para venir e intervenir acá», explicó.

Fernando Vargas, que fue convocado por el bando que en esta madrugada tomó las oficinas, aseguró que el acuerdo de no ingresar recién fue hoy, ante el comandante departamental de la Policía de Beni, y ante la Defensoría del Pueblo, y no el fin de semana pasado como se dice.

Del mismo modo, Vargas reconoció que Conisur está afiliado a Cpitco, de Cochabamba, pero aclaró que son comunidades que sí habitan en el Tipnis.

Durante la negociación de hoy, según Vargas, se planteó a los denunciantes que les daban la vicepresidencia de la directiva, pero no quisieron. «Se llegó a un acuerdo que quedará firmado mañana, las oficinas seguirán cerradas hasta convocar a un nuevo encuentro en el Tipnis, con corregidores, dirigentes, pero cuando pasen las inundaciones, o sea que tomará tiempo», explicó.

Vargas aseguró que la idea es que haya mayor participación de un total de 69 comunidades en la elección, ya que según él, la directiva de Conisur tiene respaldo de 27 comunidades, y la otra solo de cinco, pero ninguna de la mayoría.

(El Deber)

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *