Un hombre de 53 años fue sentenciado a 30 años de privación de libertad, a cumplirse en el  Penal de San Miguel de Uncía, tras ser sindicado de violar a sus dos nietas de 12 y 15 años de edad, esta última resultó embarazada.

El Ministerio Público imputó al detenido por el delito de violación de infante, niña, niño o adolescente con agravante y fue el Juzgado Mixto de Instrucción Penal de Potosí que emitió la condena.

La fiscal departamental de Potosí, Roxana Choque, informó que el imputado, en presencia de su abogado, reconoció haber cometido el delito y solicitó someterse a la salida alternativa de procedimiento abreviado recibiendo la pena máxima.

“En la audiencia se presentó las pruebas consistentes en certificado médico forense de las víctimas donde se evidenció que una de ellas se encuentra en estado de gestación, informe y entrevista psicológica que demostró que ambas adolescentes presentan comportamientos típicos de agresión sexual como ansiedad, depresión y baja autoestima”, explicó Choque

Según las investigaciones las agresiones sexuales se registraron en una comunidad de Potosí y fueron descubiertas por la madre de las víctimas el 4 de febrero, cuando llevó a la menor de 15 años a un centro médico porque presentaba malestares y se evidenció que estaba embarazada.

La adolescente comentó a su progenitora que era abusada por su abuelo desde el 2019. Además, la investigación develó que la hermana menor, de 12 años, también fue víctima de violación. El acusado les obsequiaba dinero y regalos a las dos menores para evitar ser denunciado.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *