La cárcel de Palmasola no reporta casos positivos de Covid-19, pues los pacientes contagiados con la nueva enfermedad lograron recuperarse; sin embargo, la población carcelaria -de casi 6.000 reclusos entre hombres y mujeres- seguirá encapsulada de forma indefinida.

El gobernador de la cárcel de Palmasola, coronel Fernando Céspedes, confirmó a EL DEBER que las cinco personas que dieron positivo para coronavirus ya se recuperaron después de atenciones médicas y aislamiento. En las últimas pruebas realizadas dieron negativo. De la misma manera, los 17 varones y 10 mujeres que estaban aislados con sospechas de Covid-19 dieron negativo.

Céspedes manifestó que es alentador conocer que en la cárcel más poblada de Bolivia, gracias a las permanentes atenciones, al encapsulamiento y a la voluntad de los mismos privados de libertad, se están frenando los contagios en su interior.  

La medida de encapsulamiento total se inició los primeros días de enero y como prevención debía durar hasta el 11 de ese mes, pero se decidió ampliar la medida de manera indefinida, con la finalidad de precautelar la salud de los privados de libertad.

Los controles para evitar la contaminación del coronavirus  se realizaron con permanentes previsiones de medidas de bioseguridad, de suministro de medicamentos, como la Ivermectina; desinfecciones permanentes de los ambientes y la atención y valoraciones realizadas por brigadas médicas, según informó el director departamental de régimen penitenciario de Palmasola, Mauricio Romero.

La Alcaldía y brigadas médicas entran mañana

La Gobernación de Palmasola y la Dirección Departamental de Penitenciaría, informaron que este jueves por la mañana se tiene previsto la visita de la alcaldesa Angélica Sosa, que ingresará con brigadas médicas, equipos de desinfección, además procederá a la entrega de materiales de bioseguridad, medicamentos, catres, colchones y otros para la población. 

Las brigadas médicas harán valoraciones a los privados de libertad.

La cuarentena se cumple en todos los ambientes de penal,  como el régimen abierto denominado Pc-4, el recinto femenino, Chonchocorito, el PC-7 (de máxima seguridad), el PC-5 y otros.

Debido al encapsulamiento, los familiares no pueden ingresar al interior del penal, solo pueden llevar víveres para sus parientes privados de libertad y dejarlos en la puerta principal desde donde los policías se encargan de entregarlos a los pabellones.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *