La ministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti, presentó su renuncia, confirmó el sábado el Gobierno, en medio de presiones luego de que el exmandatario Martín Vizcarra admitiera que recibió la vacuna de ensayo contra el coronavirus cuando era presidente del país.

La dimisión de Mazzetti, quien dirigió el despacho de salud durante la gestión de Vizcarra, se produce en momentos en que el país inició esta semana la vacunación contra el COVID-19 con dosis de la china Sinopharm.

«Conociéndola seguramente ha meditado mucho y ha conversado largamente con el Presidente (Francisco Sagasti) para que quien la suceda lo haga de la mejor manera», dijo el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, a la radio RPP. La información de la renuncia fue difundida la noche del viernes por medios locales.

El exmandatario Vizcarra afirmó el jueves que fue voluntario de los ensayos de la vacuna de Sinopharm en octubre, un mes antes de que fuera destituido por el Congreso en medio de acusaciones de corrupción, un episodio que generó una profunda crisis política del país con cambio de gobierno.

Tras el reconocimiento de Vizcarra, luego de que un medio local revelara el tema, Mazzetti fue llamada al Congreso donde refirió que no conocía si el exmandatario fue parte de los ensayos de la vacuna que se realizaron a fines del año pasado. Legisladores de oposición pidieron la cabeza de Mazzetti.

«Alguien que trabaja en un nivel de decisión como el Presidente de la República debe abstenerse de trabajar en un ensayo clínico, eso es claro a nivel internacional», dijo Mazzetti en el Congreso. Con la renuncia, Perú tendrá seis ministros de Salud en menos de un año durante la pandemia.

Perú inició el martes su programa de vacunación con la aplicación de vacunas al personal sanitario expuesto a contraer la enfermedad, en momentos en que el país enfrenta una segunda ola de contagios con hospitales saturados y déficit de equipos.

El presidente Francisco Sagasti fue uno de los primeros en recibir la vacuna de Sinopharm como parte de la campaña y animar a casi la mitad de la población que se muestra escéptica frente al programa en un país de unos 33 millones de habitantes.

Perú tiene un acuerdo con Sinopharm para adquirir un total de 38 millones de dosis de vacunas. El país también tiene acuerdos con Pfizer para comprar 20 millones de dosis, con AstraZeneca por 14 millones y con la alianza Covax por 13,2 millones de dosis. Asimismo negocia suministros con Johnson & Johnson, Moderna, Novavax, Gamaleya, Sinovac y Curevac.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *