La Defensoría del Pueblo, mediante un comunicado, convocó al diálogo a los sectores enfrentados por la representación de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz.

Si bien existe un Amparo Constitucional, que establece que las oficinas de Adepcoca deben estar en posesión de Elena Flores, el sector enfrenta una profunda tensión por la presencia de dos grupos contrapuestos. El otro está encabezado por Armin Lluta.

“La Defensoría del Pueblo hace un llamado a ambas partes a sentarse en una mesa de diálogo, lo más pronto posible, para que el conflicto de las tres provincias de los Yungas se resuelva de manera pacífica, democrática y en el marco del respeto a los Derechos Humanos”, detalla el pronunciamiento.

Ante una posible intervención policial a su sede, los productores de la hoja verde ingresaron en una vigilia permanente, recibieron el apoyo de varios sectores y no descartan un bloqueo de caminos.

Ya antes hubo tensión en el sector de Villa Fátima, donde, los grupos interesados en el manejo de Adepcoca se enfrentaron con dinamita y objetos contundentes, para controlar así la comercialización de la producción del arbusto de los Yungas de La Paz.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *