El director del plan de inmunización en Bolivia, Max Enríquez Nava, expuso la estrategia que tiene el país para la aplicación masiva de las vacunas contra el Covid-19. Enríquez condicionó la implementación del plan a la llegada efectiva de las vacunas al país.

La Organización Iberoamericana de Seguridad Social reunió a autoridades de salud y responsables de vacunación de siete países para que expusieran los programas de vacunación que implementarán en su territorio.  Enríquez representó a Bolivia y mostró el sistema bajo el cual se distribuirán las vacunas.

De acuerdo a las estimaciones presentadas en el foro, Bolivia contará con 15.370.962 de vacunas que se aplicarán en dos dosis para garantizar una inmunidad efectiva. La cantidad de vacunas recibidas supera en más de 500.000 dosis la cantidad de personas consideradas para la vacunación.

Durante la exposición, Enríquez remarcó los mecanismos de priorización para identificar a los públicos receptores. Señaló que el país cuenta con la capacidad de vacunar a 83.500 personas por día “si se trabaja en los 4.123 establecimientos de salud públicos y los 52 de seguridad privada”. A ellos se sumarán las unidades móviles a cargo de las brigadas médicas.

Para el director del plan de inmunización, esta cifra es alcanzable puesto que supone “que cada centro vacune 20 personas por día”. Aunque insiste en que la ejecución del plan está supeditada a la llegada de las vacunas comprometidas al país.

Enríquez describe el plan de vacunación propuesto por el Ministerio de salud como “gradual y progresivo”. Asegura que para la segunda semana de agosto se contará con una gran parte de la población vacunada y “se pueda lograr la inmunidad de rebaño”.

La estrategia involucra un trabajo coordinado entre el Estado y las instancias reguladoras de la salud en los diferentes departamentos para integrar los diferentes subsistemas de salud. “Cada departamento podrá contar con un cronograma y plan de vacunación que se adapte a la realidad de cada escenario”, expresó Enríquez.

15 millones de vacunas

Durante la presentación de las estrategias asumidas por Bolivia para la adquisición y distribución de las vacunas, Max Enríquez remarcó el interés del Estado en atender de modo pleno y gratuito a la población para lograr la inmunidad colectiva. “Un Comité de gestión política, a cargo de los ministerios de área como el de salud o economía entre otros, tiene la función de garantizar la compra de las vacunas”, matizó.

El trabajo de la gestión técnica queda a cargo de los responsables médicos con el asesoramiento del comité nacional de inmunizaciones. 

Bolivia ha accedido a 15.370.962 de vacunas. Algunas llegarán al país gracias al mecanismo Covax, mientras que otras serán adquiridas a través de las gestiones comerciales con los países y laboratorios productores

Hasta el momento, Bolivia ha recibido el primer lote de las vacunas Sputnik V de procedencia rusa. En total, se han adquirido 5.600.000 vacunas de este laboratorio de las cuales 20.000 ya han sido recibidas.

El siguiente envío considera la entrega de 1.700.000 vacunas. Dos envíos más completarán el contrato con el laboratorio ruso Gamaleya, con 1.700.000 y 1.780.000 vacunas respectivamente.

Las vacunas de AstraZeneca también llegarán al país en cuatro envíos. En total serán 5.000.000 de vacunas, pero hasta el momento no se ha establecido las fechas de recepción. El primer lote contempla 1.000.000 de vacunas; en el segundo se recibirán 1.600.000 dosis; para el tercer lote se espera 1.000.000 más; y el último lote completará el pedido con el saldo de 1.400.000 vacunas.

Las 500.000 vacunas de Sinopharm llegarán en un único envío.

Respecto a las vacunas del mecanismo Covax que llegarán a Bolivia, Enríquez explicó que las 92.430 vacunas Pfizer llegarán en un único envío. Las dosis de AstraZeneca arribarán en dos envíos diferentes. El primero será de 315.000 vacunas y el segundo, de 585.000. 

Finalmente, el mecanismo Covax incluye otras vacunas que también se recibirán en dos envíos de 1.839.266 dosis en cada envío.

Población vacunable

La distribución de las vacunas contra el Covid-19 se aplicarán de acuerdo a la escala de prioridades establecida por el Gobierno. El sector salud encabeza la lista de prioridades, seguido por otros sectores de trabajo en primera línea y prestan servicios esenciales.

“En la segunda etapa se contempla a personas en riesgo que incluye a los adultos mayores entre 18 y 59 años con enfermedad de base, a personas mayores residentes en hogares de larga estadía y a adultos que superen los 60 años”, ratifica Enríquez.

Entre los sectores que también serán privilegiados, el director del plan de inmunización incluye a sectores vulnerables como “pueblos originarios, personas privadas de libertad y migrantes”.

Enríquez maneja un estimado de 7.180.428 bolivianos adultos de 18 años en adelante que podrán ser vacunados. Las personas mayores de 60 años suponen 1.191.515 ciudadanos (10.2% de la población boliviana), mientras que los adultos entre 18 y 59 años alcanzan a 5.988.913 (el 51,3% de la población total).

De acuerdo a los datos expuestos por el director del plan de inmunización, el 38,5% de la población no recibirá la vacuna. Además de los 4.221.347 menores a 18 años, que representan el 36.1% de la población total del país, las mujeres embarazadas tampoco recibirán las vacunas por el momento. Estas representan el 2,4% de la población y suman 275.631 mujeres.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *