El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) liderará una «asamblea digital» en la que planteará la idea de que el próximo 21 de febrero se realice un «cacerolazo» en rechazo a dos normas proyectadas por el Gobierno: la Ley de Emergencia Sanitaria y el Decreto de Amnistía e Indulto.

«Se está convocando a una asamblea digital para plantear a la ciudadanía un cacerolazo el 21 de febrero, es una fecha emblemática porque se recuerda la defensa del voto y de la democracia (…) si bien la gente no puede salir a movilizarse si está en condiciones de hacer una protesta desde su ventana», aseveró Manuel Morales, representante del Conade, en entrevista con radio Fides.

La Asamblea se realizará hoy en la noche y Morales señaló que el principal objetivo de la misma es definir acciones contra ambas normas, que, dijo, son «anticonstitucionales».

El Decreto de Amnistía e Indulto fue aprobado por la Asamblea Legislativa la pasada semana. Según aseguró el Gobierno, la norma combate la retardación de justicia y restablece los derechos civiles y políticos de quienes fueron perseguidos por el gobierno de Jeanine Áñez.

En ese sentido, el decreto concede amnistía e indulto por razones humanitarias a víctimas de retardación de justicia en situación vulnerable, en el marco de la prevención del riesgo de incremento de casos de contagio de COVID-19 en los penales y la restitución de derechos a perseguidos.

En cambio, la Ley de Emergencia Sanitaria aún no fue promulgada por el presidente Luis Arce y es rechazado por el Colegio Médico de Bolivia, a pesar de que esa institución ya había firmado un acuerdo con el Ministerio de Salud respecto a la modificación de tres artículos de la norma.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *