“Era previsible el golpe en Beni por el gran volumen de agua que escurre de las cuencas altas”. Así, con ese mensaje, el tesorero de la Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni), Herlan Ojopi, contextualizó la situación de alerta que pasa hoy el sector de ese departamento debido a la inundación de algunas propiedades pecuarias por el rebalse del río Mamoré.

El dirigente ganadero explicó que el golpe de agua ha llenado las zonas bajas y aledañas a las cercanías de río Mamoré, como Trinidad, Camiaco, Los Puentes y Santa Ana. “Seguimos monitoreando el nivel del agua en las diferentes cuencas para precisar información y ayudar al ganadero a tomar decisiones y las acciones necesarias para proteger su plantel animal”, expuso.

Ojopi aclaró que, por ahora, el perjuicio económico se da principalmente por la pérdida de terneros, enflaquecimiento del ganado, costos operativos en la movilización del personal y pérdida de infraestructura (corrales, alambradas que quedan bajo el agua). Mencionó que aún no se cuantificaron los efectos económicos y que este trabajo se hará una vez desciendan las aguas.

El gerente de Fegabeni indicó que los ganaderos cuyas propiedades están ubicadas en zonas aledañas han apresurado el ritmo de movilización de su ganado para evitar que los animales sucumban en el agua.

En el ámbito agrícola, a decir del presidente de la Cámara Agropecuaria de Beni (CAB), Alfredo Tababari, aún no se han reportado perjuicios en campos arroceros, cuyo cultivo se pone en riesgo en época de lluvias y rebalses de ríos.  

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *