Más de un centenar de trabajadores de la Empresa Municipal de Aseo de Quillacollo (Emaq) cumplen un paro de 24 horas e instalaron un piquete de huelga de hambre  exigiendo la cancelación del sueldo de enero a la Alcaldía. En tanto, las calles se llenan de basura.   

Los trabajadores además piden que se cumplan con la dotación de leche, el mantenimiento a maquinaria pesada, insumos de bioseguridad, ítems y mejores condiciones laborales.

La representante del sector, Marleny Soria, dijo que en una reunión con la alcaldesa suplente Angelina Zeballos se comprometió a cancelar los sueldos hasta esta tarde, pero que las bases definieron seguir con la medida de presión porque están cansadas del incumplimiento de acuerdos verbales con las autoridades municipales.

Anunció que si hasta esta tarde no se atienden sus demandas convocarán a un paro de 48 horas y se masificarán la huelga.

Por su parte, Zeballos dijo que el pago de salarios se retrasó por temas administrativos y comentó que personal de Obras Públicas trabaja para retirar la gran cantidad de basura que se acumuló en las calles tras el largo feriado de Carnaval.

Sin embargo, pese a los esfuerzos de los funcionarios de otras reparticiones toneladas de residuos sólidos inundan las vías y áreas verdes de la ciudad de la integración.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *