El Juzgado de Instrucción de la Niñez y la Adolescencia de Ivirgarzama (Cochabamba) sentenció a 30 años de prisión a Ariel Vargas Siancas (26) y Rigoberto Calicho Gandarillas (22) por haber asesinado a su empleador, Jorge L. T. B. (57), para robarle Bs 50.000. El hecho ocurrió el 16 de enero.

La fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzales informó que en la audiencia se presentaron las pruebas suficientes que demuestran la autoría, participación y responsabilidad penal de los sindicados, quienes reconocieron haber cometido el delito y solicitaron someterse a un procedimiento abreviado, donde recibieron la pena máxima como condena.

Sobre el caso, la fiscal de materia Miriam Orellana dijo que el crimen se registró el 16 de enero en la localidad de Ivirgazama, luego de que el vendedor de autopartes, Jorge L.T.B. fue a cenar con sus ayudantes Ariel Vargas y Rigoberto Calicho.

“Jorge se fue a dormir a la casa de Ariel y Rigoberto aprovechó esta situación para golpearlo con una piedra en la cabeza dejándolo inconsciente, mientras que Ariel procedió a cortarle el cuello con un machete”, explicó Orellana.

Tras cometer el crimen, los dos acusados metieron el cadáver dentro de un saquillo, en el que también pusieron dos piedras grandes, y lo arrojaron al río Sajta.

El 18 de enero, un familiar de la víctima denunció la desaparición de la víctima, indicando que la última persona que estuvo con Jorge fue Ariel.

Tras realizar las investigaciones se supo que el motivo del hecho fue robarle Bs 50.000 que Jorge tenía en su poder. El 15 de febrero, Ariel y Rigoberto fueron aprehendidos y trasladados a celdas policiales para su correspondiente investigación.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *