Un grupo de yihadistas asaltó una base militar clave del noreste de Nigeria, provocando la huida de numerosos habitantes, anunciaron el domingo a la AFP fuentes militares y vecinos.

El viernes por la tarde, combatientes del grupo Estado Islámico en África del Oeste (ISWAP), a bordo de camiones con metralletas, atacaron Dikwa, en el estado de Borno, donde el ejército nigeriano tiene uno de sus «supercampamentos» militares.

«Los terroristas atacaron el supercampamento desde dos ejes y expulsaron a las tropas», declaró  un responsable militar, que pidió el anonimato.

El ataque llevó a los habitantes a escapar de la zona, en tanto la fuerza aérea envió aviones de caza, obligando a los combatientes a abandonar la ciudad, explicaron fuentes concordantes.

«Huimos al monte y a la ciudad de Ajiri (a 15 km de Dikwa) durante el ataque», explicó un habitante, Adamu Ahmad.

No se sabe cuántas personas desplazadas dejó el ataque. Las fuentes oficiales tampoco informaron de eventuales víctimas civiles o militares.

Pero según un comunicado que no se pudo verificar, el ISWAP reivindicó el ataque y afirmó que había matado a 15 soldados y herido a varios otros.

En el noreste de Nigeria, los ataques yihadistas son frecuentes, tanto del grupo Boko Haram como del ISWAP, una escisión del primero, reconocido por el grupo Estado Islámico.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *