El director para hemisferio occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, ha resaltado que tras la contracción del 7,4% del PIB en 2020 será necesario mantener los estímulos económicos y fiscales en la región latinoamericana en 2021 para seguir por la senda de la recuperación. Así lo reportó Europa Press.

Así lo ha indicado Werner en su intervención durante la presentación de perspectivas para América Latina del FMI, en el que han participado la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan; y la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez.

«Se necesita seguir estimulando a la población en 2021«, ha destacado Werner, quien ha destacado que las caídas en las tasas de interés generalizadas podrían seguir apoyando a las familias y que estas capten más deuda.

Para 2021 y 2022, el FMI ha proyectado un crecimiento económico del 4,1% en el primer año y del 3% en el segundo, con crecimientos en Argentina (4,5%), Brasil (3,6%) y México (3,6%), entre otros. En aquellos países donde la caída fue más pronunciada durante 2020, se producirá una recuperación más vigorosa en 2021, como es el caso de Perú (9%).

No obstante, los niveles prepandémicos de PIB no se alcanzarán hasta al menos el 2022 y los niveles de PIB per cápita hasta el 2025. «América Latina va a seguir mostrando en 2021 y 2022 brechas de producto todavía muy negativas», ha advertido Werner.

Impacto sanitario en América Latina

Por otro lado, Werner ha destacado el impacto de la contingencia vírica en términos sanitarios para la región latinoamericana. «América Latina con menos del 10% de la población mundial tiene aproximadamente el 20% de los casos a escala global y prácticamente el 25% de las muertes a nivel mundial», ha detallado.

En este sentido, el representante del FMI ha puesto de relieve el retraso de la llegada de vacunas la región en comparación con economías avanzadas. Así, solo Chile, Costa Rica y México han anunciado acuerdos de suministros para vacunar a toda la población, mientras que el resto de países se ha quedado muy por debajo de ese límite.

Por todo ello, ha advertido de que llevará tiempo alcanzar una cobertura importante de vacunas en Latinoamérica.

Por último, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, ha incidido en que, según el informe del FMI, el 2020 podría haber sido peor, con una recuperación más lenta, a pesar de que fue el peor año de crecimiento regional desde que existen registros.

Grynspan ha manifestado que los niveles de pobreza extrema han retrocedido a niveles de 1990, mientras que las brechas socioeconómicas en educación devuelven a la región las desigualdades observadas en los años 60.

No obstante, ha resaltado varios motivos para generar oportunidades en la región, como son las lecciones sobre tecnologías digitales, la transición ecológica, la recuperación de China y el papel de las mujeres y los jóvenes.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *