Dos grupos de migrantes cruzaron este viernes desde dos puntos fronterizos de México hacia Estados Unidos para continuar su proceso de asilo como parte de la nueva política migratoria del presidente estadounidense, Joe Biden.

En Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas, un primer grupo de 25 migrantes fue autorizado a ingresar por autoridades estadounidenses luego de que el 19 de febrero se cancelara un programa que los obligaba a esperar en México la respuesta a su solicitud de asilo.

Un total de «25 personas pasaron hoy. Antes de pasar por el puente, todos los participantes tuvieron que tener una prueba negativa de covid-19«, dijo a la AFP Dana Graber,  jefa de Misión en México de la Organización Internacional para las Migraciones.

En Matamoros, fronteriza con Brownsville, Texas, este viernes se agilizaron los cruces para sumar 127 personas que han sido beneficiadas por la nueva política migratoria estadounidense desde el jueves.

«Me siento muy feliz, comienzo de nuevo, esto es una nueva vida. Al poner el pie en territorio americano, es cero y comienzo mi vida nuevamente», dijo jubiloso mientras llegaba al puente fronterizo Joel Fernández, quien salió de Cuba y tuvo que recorrer 12 países en 271 días para llegar a México en enero de 2020.

Los migrantes, que usaban mascarillas y protectores faciales, fueron auxiliados por oficiales mexicanos y personal de agencias internacionales que coordinaron el traslado siguiendo estrictas medidas sanitarias para prevenir contagios de covid-19.

La mayoría de los migrantes que han cruzado son centoamericanos.

Algunos llevaban dos años esperando la resolución de sus casos en México, que por primera vez, ante presiones del ahora expresidente estadounidense Donald Trump, aceptó recibir de regreso a migrantes de otros países.

Así se consolidó el denominado Programa de Protección al Migrante promovido por Trump y mediante el cual, unas 70.000 personas habrían sido devueltas a México entre enero de 2019 y diciembre de 2020, según organizaciones civiles estadounidenses.

Con la llegada del demócrata Biden a la presidencia, el gobierno estadounidense canceló este programa y ha permitido hasta ahora el paso en tres puntos fronterizos.

Un primero grupo, con 25, cruzó el 19 de febrero desde Tijuana (noroeste), fronteriza con San Diego. 

De acuerdo con el gobierno mexicano, en el país permanecen unos 6.000 migrantes como parte del programa «Quédate en México».

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *