El Gobierno boliviano negocia con su par ruso la forma de evitar el arbitraje que planteó el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia por el pago de 957.042,28 euros producto de la deuda por gastos administrativos que demandó el préstamo del avión Ilyushin Il 76 Firebomber, en septiembre de 2019.

“Nosotros no queremos llegar a un arbitraje, que obviamente va a costar más al Estado boliviano, porque se tendrá, seguramente, que pagar multas, intereses, todo lo que refiere al centro de arbitraje, los abogados, etc., por lo tanto hemos empezado una negociación con las autoridades rusas”, informó el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco.  

En septiembre de 2019 el entonces presidente Evo Morales anunció el arribo del avión ruso para ayudar a sofocar los incendios forestales que se desataron aquel año. No se pagaría por el alquiler del avión porque era préstamo del gobierno ruso, pero sí se debía cubrir gastos administrativos, que fueron abonados  parcialmente.  

El gobierno ruso informó que recurrirá a la Corte de Arbitraje Comercial Internacional a través de la Cámara de Comercio e Industria de la Federación de Rusia para recuperar la deuda de casi un millón de euros. Blanco reveló que el proceso es a causa de la negligencia del anterior Gobierno, que se negó a reconocer ese pago.

La deuda era de 1.914.084,56 euros y el gobierno de Evo Morales pagó el 50% en septiembre de 2019, poco después del arribo del avión. Ese pago respondía a gastos administrativos como provisión de combustible, vuelo de traslado y depreciación de la aeronave.

Luego se produjo la crisis de octubre y noviembre de 2019 y «el gobierno de Jeanine Áñez se negó a reconocer la deuda«, dijo el viceministro, no obstante un peregrinaje del embajador de Rusia procurando el cobro ante las autoridades bolivianas.

Para 2020, empezaron nuevamente los incendios forestales y el Gobierno de Áñez pidió la cooperación rusa y el avión Ilyushin Il 76. En ese entonces los rusos pidieron a Bolivia reconocer la deuda por el préstamo de un año antes y eso truncó todas las negociaciones. El viceministro Blanco dijo que existe documentación oficial que permite probar esos extremos.

Mientras en Rusia, dijo Blanco, ya se había iniciado proceso a todos los funcionarios vinculados con el transporte de la aeronave hasta Bolivia. Añadió que el único camino que decidió seguir el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia fue el cobro a través del arbitraje.

Ahora, la demanda es contra el Estado por la deuda que tiene el Ministerio de Defensa. Cuando los rusos acudieron al entonces ministro del área, Fernando López, para que se cubriera esa obligación económica, Blanco dijo que ni siquiera recibió al diplomático ruso, lo que agravó la situación.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *