El candidato a la Alcaldía de Porongo Osvaldo Gil Landívar expresó su preocupación por el aumento desproporcionado del padrón electoral en este municipio.

Según el candidato, esta práctica deshonesta e ilegal es algo común en el municipio, sobre todo por la proximidad de la llegada de los nuevos puentes, los intereses políticos e inmobiliarios han hecho que este sillón municipal se transforme en uno de los más apetecidos de Bolivia.

“El padrón electoral del municipio de Porongo en pocos meses creció de 11.091 votantes a 12.796, desde la última elección nacional realizada en octubre pasado, lo que significa un 13,32%, siendo que las estadísticas indican que el crecimiento vegetativo y natural de una población electoral no debería pasar de entre el 10 y el 13% de una elección a otra, vale decir, aproximadamente cada cinco años y no en menos de dos meses”, señaló Gil.

El postulante de la agrupación política Fuerza y Esperanza (FE) exige que las autoridades electorales intervengan el padrón electoral de Porongo, para determinar la responsabilidad, en caso de que se estén generando irregularidades penadas por la ley. 

Gil mencionó que todo apunta a que se esté incurriendo “en esta nefasta manera de perpetuarse en la Alcaldía, escamoteando los derechos fundamentales de los pueblos de elegir democráticamente a sus autoridades”.

El candidato dijo que fueron los vecinos quienes crearon un proyecto político propio, planteado desde el punto de vista del ciudadano, sin imposiciones políticas o de los desarrolladores inmobiliarios en la zona.

Esto porque estaban acobardados de las malas gestiones y la falta total de atención del municipio, además de la posibilidad de que algunos candidatos tengan serios conflictos de intereses”, dijo Gil.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *