El ministro de Minería y Metalurgia, Ramiro Villavicencio Niño de Guzmán, informó este viernes el reinicio de las operaciones de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) con una inversión de $us 466 millones, monto del cual el 85% es financiado por el banco chino Eximbank y el 15% por el Tesoro General de la Nación (TGN).

La autoridad gubernamental informó que, en enero 2020, durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez, se instruyó la paralización de las obras del Mutún pese a las diferentes representaciones que se efectuaron por las empresas encargadas de la ejecución y fiscalización, Sinosteel y Cisdi.

“Es un proyecto muy importante para Bolivia y principalmente para Santa Cruz; pero, en la gestión del gobierno de facto, con intenciones de inviabilizar la ejecución del mismo, se asumieron medidas con argumentos que no se ajustan a la realidad para favorecer a otros intereses en desmedro del Estado boliviano”, dijo Villavicencio.

Por instrucciones del presidente Luis Arce Catacora y por los beneficios que traerá a Bolivia, el Ministerio de Minería y Metalurgia negoció por más de 60 días y logró un entendimiento con la empresa contratista Sinosteel y la empresa supervisora Cisdi para retomar el proyecto.

Se logró firmar un contrato el 1 de febrero de la presente gestión, donde se estima la conclusión del proyecto para el último semestre de 2023. La empresa Sinosteel, bajo la supervisión de Cisdi, elaborará un cronograma de avance que comenzará el 1 de marzo 2021.

El ministro Villavicencio indicó que en los próximos meses se realizará una auditoría financiera y otra al desempeño de la Empresa Siderúrgica del Mutún.

(ABI)

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *