Universitario de Sucre, presentó al entrenador brasileño Joao Paulo Barros y apunta a convertirse en un semillero del fútbol chuquisaqueño. Después de un largo tiempo el club ‘capitalino’ vuelve a ser noticia. En 2018, una crisis institucional y económica lo condenó al descenso y terminó perdiendo su plaza en la máxima categoría del fútbol nacional. Inclusive se daba por hecho su desaparición.

Barros se mostró optimista ante el reto asumido. ”Es un proyecto maravilloso y vamos a empezar desde la base, el proceso formativo es importante, iremos paso por paso  hasta llegar al equipo profesional”, dijo el entrenador. El brasileño lleva bastante tiempo en el país, primero llegó a Destroyer’s siendo entrenador de las categorías menores y de reserva, incluso asumió en el primer plantel de manera interina. Posteriormente fue ayudante de campo en Aurora y últimamente estuvo vinculado al proyecto Bolivia 2022 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Vientos de cambio en la ‘U’

 El Vicerrector de la Universidad San Francisco Xavier, Peter Campos, sueña en grande. La dirigencia presentó un proyecto para formar y proyectar a los deportistas en Sucre, no solamente en fútbol sino que también en futsal, básquetbol y voleibol. El Centro de Alto Rendimiento y Formación de Divisiones Menores es la principal apuesta. “El club tendrá otra cara, nos estamos reinventando, levantando de las cenizas y vamos a resurgir como el ave fénix”, expresó Campos.

Los directivos del club anhelan retornar a primera división cuanto antes. Actualmente la economía de Universitario está saneada y la intención es no volver a cometer los errores de gestiones anteriores, que por poco terminan llevándolo a la quiebra.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *