El coronavirus sigue haciendo estragos en la vida de muchas familias en Bolivia y el mundo. Un caso es la triste historia del futbolista montereño Gil Parada Velarde, cuyo contrato con Guabirá finalizó en diciembre del año pasado.

En hábil volante nacional perdió a sus padres en menos de un mes por este virus, que ha sido la causa del fallecimiento en el país de algo más de 11 mil personas.

El 26 de enero pasado, Gil perdió a su papá, Germán Parada, ex futbolista norteño que fue figura en la década de los 70 en el club azucarero que se consagró campeón en 1975 y que llegó a integrar la selección nacional.

No pudo recuperarse de esta enfermedad, por la que estuvo internado en Montero junto a su esposa, Sonia Velarde, que este martes también falleció.

Doloroso momento para la familia de Gil Parada Velarde, un jugador surgido en el club norteño, que ya se adhirió al momento de dolor y el duro trance que vive este deportista de 29 años.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: