El Bioparque Urbano, que depende del Gobierno Municipal de Tarija, reportó este sábado la muerte de 30 cóndores en una quebrada del municipio de Cercado. Se presume que murieron por envenenamiento.

Los comunarios de la zona presentaron una denuncia a la a la Policía Forestal Medio Ambiental y Ecológica (POFOMA), cuyos efectivos se movilizaron inmediatamente a la zona para averiguar cuales fueron las causas de la muerte de los animales. Los funcionarios del Bioparque Urbano también se sumaron a las pesquisas.

El cóndor se encuentra en las especies en peligro de extinción debido a la cacería pues se le atribuye a su carne poderes alimenticios y curativos. A ellos se suma la pérdida de su hábitat y el envenenamiento por la ingesta de animales intoxicados o de los propios cebos envenenados colocados ilegalmente por cazadores y algunos comunarios.

La página de Facebook de Bioparque Urbano hace un llamado a “reflexión debido a que como bioparque trabajamos en busca de una mejor calidad de vida para las especies de nuestro ecosistema y es muy lamentable que todavía se den este tipo de hechos”. La Ley de Medio Ambiente establece sanciones por el daño de los recursos naturales y la biodiversidad.

(ABI)

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *