A principios de noviembre del año pasado contrajo el Covid-19 y lo superó. Sorpresivamente, esta madrugada, complicaciones respiratorias derivadas de esta enfermedad terminaron con la vida del periodista Edwin Flores Araoz, un referente de la primicia en el periodismo y un destacado catedrático de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Una de sus últimas publicaciones en la red social Facebook fue redactada el 24 de diciembre del año pasado, y precisamente hablaba del coronavirus. “Texto prohibido para ateos y fundamentalistas. Este 2020 nos deja lecciones y sentipensamientos variados: más solidaridad, higiene y bioseguridad; más humanidad, resistencias a las adversidades… también miedos, estrés, ansiedad; razones y locuras, unidad familiar y muchas esperanzas, cómo llegar a la Estrella de Belén, que está ahí. Sabemos que no podremos alcanzarla…”.

Flores Araoz apuntaba en insistir en “la utopía sabia de todos los tiempos o la ‘angustia del eterno anhelo’, pero tenemos la certeza de que es la ruta correcta. Ya llegarán tiempos mejores para restañar las heridas que este 2020 y la Navidad del Covid nos dejó como herencia de múltiples aristas críticas. ¡Dios sabe lo que hace, mantengamos la fe! Mañana será un día nuevo, pleno de sol”.

La publicación iba a acompañada por una fotografía: “les presento a mi hija Quinny Noelia, una de las razones de mi vida. (Foto del 5 de diciembre de 2020 en un restaurante de Chuquiago Marka)”.

El año pasado dio positivo a Covid-19 y venció la enfermedad. Sin embargo, allegados aseguraron que en las últimas horas tuvo complicaciones, falta de oxígeno, fue internado en un centro del seguro social de Cochabamba. Sus pulmones y su corazón no pudieron resistir, y partió.

Edwin Flores trabajó 12 años en la Agencia de Noticias Fides (ANF), el medio de comunicación que marcó su carrera profesional. Riguroso en la cobertura y conocido por los buenos contactos y las “patadas”, primicias en la jerga periodística, esas noticias que nadie más tiene y por su importancia marcan la agenda del día.

También llevó sus conocimientos a la UMSA, de la que fue docente por más de 20 años, en materias relacionadas con el periodismo y la redacción.

Como el padre José Gramunt de Moragas, fallecido en 2018, Edwin fue un ícono de la agencia de noticias ANF, pero también trabajó en radio Fides, RTP y ABI. El periodismo, definitivamente, está hoy de luto. Paz en su tumba.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *