Un niño de dos y 4 años fueron encerrados en una jaula casera. El caso salió a la luz después de que el niño mayor escapó por la ventana y pidió ayuda.

El niño fue encontrado solo en la calle en pijama bajo la lluvia después de huir de la propiedad. Cuando lo llevaron al hospital para que lo revisaran, los médicos descubrieron tantos hematomas que pensaron que podría tener cáncer de sangre o un trastorno de la coagulación de la sangre.

La «malvada» Claire Boyle los tenia encerrados e incluso encontraron una cuna modificada, alegando que era para la propia protección del niño. Las autoridades dieron a conocer que la mujer incluso había intentado vender a un niño por £ 1 millón y lo sacudió, le gritó y luego lo abandonó.

El caso continúa en investigación y la acusada se encuentra detenida.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *