Cansados de peregrinar por la construcción de un puente peatonal para trasladarse hasta el centro histórico del municipio de Quillacollo, los vecinos de la OTB Geranios del distrito 5 improvisaron un paso con troncos sobre el río Huayculi. Pero ahora no cuentan ni con ese puente, porque la Alcaldía lo retiró.

Con los años y la crecida del río en las últimas semanas por las lluvias, el puente se convirtió en el terror de los pobladores, debido a que puso en riesgo la integridad de familias.

La presidenta del barrio, Greis Beltrán, comentó que los vecinos debían cruzar por los troncos haciendo “malabares”, porque por la falta de mantenimiento se fue deteriorando y ante las quejas de la OTB los funcionarios de la Alcaldía de Quillacollo colocaron un montón de troncos.

“Llevamos varias gestiones pidiendo a las autoridades municipales que nos ayuden, pero lo único que hicieron es colaborarnos con el colocado de unos troncos. Pero lo pusieron tan mal que pasar era toda una travesía y cuando llovía era un peligro: si alguien se resbalaba, caía al río Huayculi”, afirmó.

Miriam, otra vecina, comentó que la infraestructura es importante porque permite acortar el paso para ir de compras y trasladarse a los barrios de la otra orilla del río.

El sueño de emplazar puente fue tan grande que los habitantes de la OTB gestionaron el traslado de la plataforma de una pasarela que colapsó en la avenida Blanco Galindo para colocarla sobre el río. Sin embargo, la inestabilidad del suelo y la carencia de material frenaron la iniciativa.

“Con esfuerzo conseguimos el material para construir gaviones, pero a pesar de eso nos dicen que no es factible concretarlo. Ésta ya es un área urbana, pero ni siquiera tenemos todos los caminos asfaltados”, añadió otro vecino.

Ante el temor de que se registren accidentes, la Alcaldía de Quillacollo retiró el puente con el compromiso previo de reponerlo con uno mejor una vez que cesen las lluvias.

La decisión generó malestar en el vecindario, porque quedaron desconectados con la urbe quillacolleña y temen que no cumplan con el compromiso asumido. 

El puente de troncos se instaló en 1990 y los que más lo empleaban para cruzar el afluente eran los estudiantes y los agricultores.

Otros problemas

Si bien el puente peatonal o vehicular es considerado una prioridad para la OTB, para salir del atraso, los vecinos deben lidiar con otros problemas: el de la basura y la inseguridad.

“La gente piensa que esto es un botadero porque estamos cerca del río. Traen escombros, verduras podridas e incluso animales muertos”, enfatizó un vecino.

En un recorrido por el sector, se constató que se hace caso omiso de los tres letreros que prohíben dejar la basura y advierten con multas de hasta 500 bolivianos a quienes sean sorprendidos.

Respecto a la inseguridad, la dirigenta del barrio comentó que se colocaron advertencias en las paredes de las viviendas para frenar los posibles robos en la zona.

“Hemos escuchado que en barrios aledaños los ladrones aprovechaban que la gente salía a trabajar para vaciar sus casas. Como no tenemos módulo policial ni cámaras de vigilancia, decidimos organizarnos para llegar con un mensaje a personas ajenas. Si alguien ve algo raro, lo único que hace es gritar y todos salimos para atrapar al malhechor”, señaló.

La OTB no cuenta con recursos

Los vecinos de la OTB Geranios deben caminar entre 20 a 30 minutos bordeando el río para pasar a la otra orilla y llegar hasta el centro del municipio.

La presidenta de la OTB, Greis Beltrán, anunció que se prevé destinar los fondos del POA para emplazar de una vez un puente vehicular, pero eso no será pronto porque no tienen fondos y el vecindario tiene otra prioridad: el asfaltado de la vía para garantizar la llegada del transporte público.

Alcaldía hará pasarela, pero pide a los vecinos aportar con los materiales

La secretaria técnica de la Alcaldía de Quillacollo, María Eugenia Choque, informó que personal de Obras Públicas retiró hace una semana el “puente del terror” en la OTB Geranios, porque era un riesgo que los vecinos continúen utilizando esa infraestructura.

“El puente estaba hecho con postes y era peligroso. Por responsabilidad, se lo retiró, pero acordamos con los dirigentes que se va a hacer una pasarela peatonal. Los vecinos tienen que comprar el material y nosotros ayudaremos con mano de obra y maquinaria”, remarcó.

Detalló que se colocarán sensores a los costados de la pasarela y contará con barandas para que los transeúntes puedan sostenerse.

“Esta semana vamos a empezar con los trabajos; hubiésemos querido hacer un proyecto para un puente vehicular, pero eso requiere presupuesto y en este momento no hay condiciones”, dijo.

La funcionaria descartó la posibilidad de reponer o colocar más troncos sobre el río para resolver las dificultades que tienen los vecinos para pasar. Complementó que era imposible hacer un mantenimiento de los troncos, pues se encontraban deteriorados por los años de uso y las inclemencias del tiempo.

“Hubiese sido irresponsable dejarlo así. Para evitar accidentes es que se procedió a sacar todo, además había agua en el río”, reiteró.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *