Una vez que el Gobierno cuenta con una información global de la evolución de los contagios de COVID-19, de las pruebas de detección de contagio y del avance de la vacunación, si se percibe una situación de descontrol de la crisis, inmediatamente se comunicará al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para una eventual revisión de la fecha de las elecciones, señaló la mañana de este jueves el vocero presidencial Jorge Richter a La Razón Radio.

“Si llegase el caso de producirse una situación que muestre señales de descontrol, de una situación muy crítica, por supuesto se lo haremos conocer de forma inmediata al TSE”, declaró el funcionario en ‘streaming’ mañanero de La Razón Digital.

A punto seguido, el vocero aclaró que hasta el momento en el Gobierno no se ha considerado ninguna posibilidad de posponer la fecha de los comicios. “No hemos señalado ni tomado una decisión de ser partícipes de un pronunciamiento respecto de la postergación o no de las elecciones; trabajamos sobre la fecha que está definida”, aclaró Richter.

Además, aclaró que la postergación o no de los comicios será decisión del TSE.

Consultado acerca de las altas cifras del actual rebrote del coronavirus, sobre 2.000 diarios, Richter reiteró la necesidad de ver de una manera más amplia dichos números.

Señaló que la “prevalencia oculta” (casos positivos existentes de COVID-19 pero que no son registrados en el sistema de salud) el año pasado había llegado hasta 103% (que el número de contagios real era el doble de lo oficialmente reconocido), lo cual ahora bajó. “Tenemos una proyección, no tenemos el dato oficial todavía, de que esa prevalencia oculta hoy en día pueda estar en el orden del 25%”.

Y la baja de la prevalencia oculta ocurre, entre otras cosas, por el incremento de las pruebas que se hacen para detectar el virus. “Si usted realiza una cantidad importante de pruebas diagnósticas, entonces tiene también la capacidad de conocer números mucho mayores”.

Ahora, reiteró, las altas cifras también implican la posibilidad de una mejor respuesta por parte del sistema de salud para la atención temprana del mal: “A mayor número de contagios conocidos, tenemos posibilidad de dar medicación de forma temprana e inmediata; no esperar a que la gente descompense su salud para llegar a las unidades de terapia intermedia e intensiva”.

La atención temprana (que ocurre cuando se conocen los casos en los primeros días de la enfermedad) y la administración de las vacunas son los dos grandes componentes de la “contención estructural” de la pandemia que Richter ya señaló al suplemento Animal Política el domingo pasado.

El vocero presidencial complementó su exposición en La Razón Radio de este jueves con el llamado a que la población también ponga mayor atención a la “tasa de letalidad” (la cantidad de fallecidos en relación a los contagios), y ratificó que si esta tasa el año pasado llegó a 33,1%, cuando se posesionó el gobierno del presidente Luis Arce (8 de noviembre) estaba en el orden de 10% y que ahora se encuentra en 4,8%.

Por: La Razón

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *