La candidata a la Alcaldía en Puerto Villarroel por Pan Bol, Juana Rojas, reapareció hoy luego de varios días en la clandestinidad y ratificó sus denuncias de amenazas y presiones de sectores del MAS que le exigen que renuncie a su postulación. La mujer aseguró que no dejará su candidatura y que se quedará hasta el final.

“Me han amenazado, han ido a mi tienda, (han dicho) que me he vendido a la derecha, querían saquear mi tienda. Exigen mi número a mi hijo que tiene 10 años”, dijo en conferencia de prensa en la plaza principal de Cochabamba.

Rojas dijo que la ley protege a las mujeres y que ella tiene el derecho de postular a cargos municipales, por lo que pidió garantías para continuar su campaña electoral.

“Me han amenazado, pero no voy a renunciar, voy a permanecer, voy a estar firme por mi pueblo, pido a la Defensoría, al tribunal electoral que me amparen”, indicó.

Ruth Nina, jefa de ese partido, pidió al tribunal electoral y a Derechos Humanos que le acompañen a la zona del trópico para que pueda ejercer su derecho político de hacer campaña.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: