Un día más, las cifras que presenta el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) demuestran la grave situación que se vive en Santa Cruz. Con 21 nuevos fallecidos, alarma la letalidad provocada por el virus que puede mantenerse durante los próximos días, afirma Marcelo Ríos.

Este miércoles se han realizado 2.983 pruebas entre PCR y antígeno nasal, ambas reconocidas para los reportes oficiales. Los laboratorios han registrado 738 pruebas positivas, con lo cual, Santa Cruz acumula 77.538 casos confirmados desde que se detectó la pandemia en el país.

Ríos reconoce que los 21 fallecidos suponen una «cifra elevada» y que suma un total de 4.888 decesos. En el otro lado de la balanza, destaca la recuperación de 1.137 pacientes que superaron el Covid-19 y pueden retornar con sus familias. Desde marzo del pasado año, se han restablecido 61.371 personas.

Al igual que ayer, la cifra de casos activos desciende, y se registra 11.333 pacientes en observación. Los tres subsectores de salud trabajan a pleno con sus Unidades de Terapia Intensiva para atender a los 147 pacientes que permanecen ingresados en ellas.

Ríos aplaude el «avance con la aplicación de la vacuna Sputnik V que en tres días continuos ya ha alcanzado 1.264 dosis aplicadas». Todos los beneficiados corresponden a trabajadores intensivistas de los hospitales públicos y del seguro social. 

De forma puntual el director del Sedes mencionó que ya se ha inmunizado en el Hospital Japonés, Óscar Urenda de Montero, San Juan de Dios, Maternidad Mario Ortiz e Instituto Oncológico. También se ha accedido al subsector de los asalariados con la Caja Petrolera, el Materno Infantil de la misma Caja y el Obrero 3 perteneciente a la Caja Nacional de Salud.

En cada centro existe un comité de vigilancia que supervisa y monitorea el estado de salud de las personas que recibieron la primera dosis. Por el momento, Ríos destaca que solo se han emitido «reportes de síntomas leves por alguna sensación de fiebre o ligeros dolores de cabeza, nada que genere gravedad».

Además, la autoridad estima que hasta el lunes se completará la primera fase de vacunación que corresponde a los intensivistas de todos los sectores, incluidas algunas clínicas privadas que están operando en colaboración con el Sedes, y algunas terapias intermedias.

Ante la convocatoria a un paro de 48 horas por parte del Comité Departamental de Salud, Ríos ratifica que «una cuarentena puede ayudarnos inmediatamente a bajar la cantidad de contagios», aunque también entiende que no todos podrían sostener un periodo largo de inactividad.

Por ello, apela al compromiso de la población para «que se cumplan las medidas dispuestas». Paralelamente, hace un llamado al Gobierno Municipal a quien pide que «sea consecuente con la situación que se vive» e «insista con la aplicación de las medidas».

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *