La tensión en la frontera de Perú con Brasil ante la presencia de una caravana de centenares de migrantes, en su mayoría haitianos, comenzó a desbordarse esta jornada con incidentes entre las autoridades peruanas y grupos de personas, entre ellas numerosas mujeres y niños que cruzaron irregularmente la frontera.

Según relatan testigos en la región selvática de Madre de Dios, un grupo de unos 350 migrantes forzó el paso fronterizo entre las localidades de Iñapari (Perú) y Assis (Brasil) en busca de proseguir su plan para cruzar el país andino y marchar rumbo al norte.

Entre incidentes que se saldaron con cargas policiales, disparos de gases lacrimógenos y empujones, la Policía peruana devolvió a gran parte de los migrantes, en su mayoría haitianos, pero también ciudadanos de países africanos como Sierra Leona, Senegal y Costa de Marfil.

Otro grupo quedó en el estadio municipal de Iñapari, en su mayoría mujeres, varias de ellas embarazadas, y niños pequeños, a la espera de que se resuelva su situación.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *