Una mujer decidió acabar con la vida de su hermano para quedarse con toda la herencia familiar que les correspondía a ambos, según la investigación que realiza la Policía junto al Ministerio Público. El crimen fue ejecutado por el marido y uno de sus hijos, el pasado 29 de enero en la localidad de Saavedra.

El reporte policial señala que la mujer, identificada como Lidia R.P., se comunicó con su hermano Armando R.P. (de 49 años), para informarle que se encontraba internada en el hospital de Montero y requería su presencia en el nosocomio lo más antes posible.

El plan ideado por Lidia fue ejecutado por su esposo Julio R.A. Este tenía la supuesta tarea de trasladar a su cuñado hasta el hospital; sin embargo, cerca de Saavedra, Julio desciende del vehículo, le dispara en la cabeza y de ese modo acaba con su vida.

Ángel Morales, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), detalló que tras cometer el crimen, el marido y el hijo de Lidia se encargaron de trasladar el cadáver de la víctima y enterrarlo en una zona descampada, cercana al vertedero de Normandía, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

La mañana de este viernes una comisión de médicos forenses, el titular de la Felcc y el autor material del crimen participaron de la excavación de los restos. En la oportunidad, Julio confesó que ejecutó a su cuñado por presión de su esposa.

“Todo lo planificó mi esposa, yo me dejé llevar por el momento, me dejé convencer por la presión de mi mujer, fui presionado para cometer esta cosa tan horrible”, declaró Julio.

El director de la Felcc aseguró que por este delito se encuentran aprehendidos la hermana, el cuñado y el sobrino de la víctima.

Por: El Deber

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *