El club Municipal Vinto Palmaflor, luego de desestimar el fichaje del zaguero paraguayo Teodoro Paredes, por lesión, se tomará el tiempo necesario para consolidar la llegada de un defensor central, aquel que es parte del pedido del entrenador Julio César Baldivieso.

Paredes, que tuvo pasado en Bolívar y Sportivo San Lorenzo en la temporada anterior, llegó la pasada semana a Cochabamba y con una antigua lesión que aún no superó.

Este diagnóstico fue comprobado por la resonancia magnética realizada la mañana del jueves, situación que echó por tierra la contratación del futbolista guaraní.

Ahora, la mentalidad del cuerpo técnico y la directiva es buscar un refuerzo en el mercado boliviano y luego en el extranjero, todo ello para tratar de conservar una plaza para jugador foráneo, en la medida de lo posible.

Sobre la posibilidad de que un defensor del año anterior regrese al equipo, ésta quedó casi descartada, ya que el zaguero central Alan Loras pasó a Real Santa Cruz, mientras que el paraguayo Iván Cañete está en la órbita de Millonarios de Colombia.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: