Los reos del penal de Mocoví, de la ciudad de Trinidad, se amotinaron en las últimas horas por la falta de pago del presidario. Quemaron algunos enseres y exigen mayor atención de las autoridades departamentales y nacionales. Los que causaron disturbios son unos 300 reclusos.

El director de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de Beni, Max Antonio Aponte, afirmó a EL DEBER que su unidad cumplió con la documentación para que se les pague a los reclusos, pero desconoce porque no se hizo efectivo el pago.

“Entregamos las planillas que nos envía Régimen Penitenciario desde La Paz para que se les pague hasta noviembre, porque diciembre se debe cancelar con el presupuesto de este año, pero desconozco por qué no les han pagado”, aseguró Aponte.

Los reos, a gritos, pidieron el ingreso de los periodistas que pudieron llegar hasta la cancha del reclusorio. “Nosotros, los delegados, perdimos el control de la población y las autoridades no hacen nada. Hace cuatro meses que no nos pagan”, señaló uno de los reos.

Por su parte, Wálter Méndez, representante de los reos, se quejó porque  los servicios básicos son deficientes. Dijo que las autoridades tampoco se preocupan por mejorar sus condiciones de vida. “Nosotros, acá, somos un depósito de la justicia”, disparó.

Para aplacar la situación se hicieron presentes los representantes de la Defensoría del Pueblo. En 2018 también hubo un motín por una situación similar.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *