El ministro de Defensa, Edmundo Novillo, instruyó este miércoles una investigación ante la denuncia de un capitán que habría obligado a enfermeras a vacunarlo contra el Covid-19 en el hospital de la Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil) de Miraflores (La Paz).

La acusación también involucra a personal administrativo y, de comprobarse las faltas, deben aplicarse sanciones severas a los responsables, para establecer un antecedente en Cossmil y en cualquier institución que incurra en la vulneración de las prioridades establecidas para la campaña de vacunación en el país, dijo la autoridad.

“Estas vacunas no habrían sido utilizadas con este propósito, sino que más bien, este militar y algunas personas que trabajan en la parte administrativa, habrían obligado a ser vacunados. En mi condición de presidente del Directorio, que es la Junta Superior de Decisiones, he pedido al Gerente de Cossmil para que instruya una rigurosa investigación sobre estas denuncias,” afirmó Novillo.

El Ministro percibe que existe abuso de autoridad y vulneración a la normativa dispuesta por el Ministerio de Salud, de destinar la vacuna en esta etapa al personal que trabaja en situación de riesgo, atendiendo a los enfermos de Covid-19 y a los internos en terapia intensiva.

Se anticipa sanciones desde el punto de vista administrativo o con un alcance penal, debido a que al hospital se entregó una  cantidad de vacunas destinadas a un grupo establecido que no pudo recibir la dosis por el aparente abuso de autoridad y desvío de las disposiciones establecidas para aplicar la vacuna.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *