Los ministros del gobierno de Paraguay pusieron este sábado sus cargos a disposición del presidente Mario Abdo Benítez para tratar de calmar la crisis política provocada por el manejo de la pandemia, que degeneró en enfrentamientos con la policía el viernes, informó un portavoz.

«El Presidente escuchó a la ciudadanía. Pidió a todos los ministros de su gabinete poner sus cargos a disposición. El Presidente va a anunciar cambios», afirmó a periodistas el portavoz del gobierno, Manuel Brunetti.

La medida se produjo horas después de una dura represión de las protestas contra la gestión de la pandemia que dejó 21 heridos, según el director del Hospital del Trauma, Agustín Saldívar.

Miles de personas se concentraron el viernes en la plaza del Congreso de Asunción para manifestar contra la falta de insumos para combatir el coronavirus y por el colapso de los hospitales ante el aumento de casos.

«Que renuncie Abdo» 

Con pancartas y estribillos, los manifestantes reclamaron «Que renuncie Abdo!», acusando al mandatario y su gabinete de «Gobierno corrupto».

Las movilizaciones exigieron al principio la destitución del ministro de Salud, Julio Mazzoleni, quien renunció el viernes a pedido de una mayoría del Senado (30 sobre un total de 45).

Pero grupos civiles autoconvocados por las redes sociales se congregaron frente al Congreso derivando después en los choques. 

Algunos grupos aprovecharon los incidentes para saquear comercios y quebrar vidrios de automóviles aparcados, entre otros destrozos. Los bomberos consiguieron controlar un incendio provocado con bombas Molotov en el edificio del Ministerio de Hacienda.

Jóvenes no identificados también ingresaron y destruyeron oficinas del Cuartel Central de Policía, relataron voceros de las fuerzas del orden a la televisión.

«El presidente llama a la paz, llama a la calma a la ciudadanía», expresó el portavoz oficial, al anunciar el pedido de renuncia del gabinete.

Abdo se reunió en la residencia presidencial con sus colaboradores y adherentes del oficialista Partido Colorado, que le brindaron su apoyo.

Desde la oposición, sin embargo, se analizó la posibilidad de gestionar un juicio de destitución contra el jefe de Estado.

Lugo: «Hartazgo de la ciudadanía» 

«Hacemos un llamado a la movilización permanente. Existe un hartazgo ante tanta corrupción e ineficacia del Gobierno nacional», aseguró el senador Fernando Lugo, líder del izquierdista partido Frente Guasú (Frente Grande).

Presidente de Paraguay desde 2008 hasta su destitución por un juicio político en 2012, Lugo consideró este sábado que «hay motivos suficientes para una destitución» de Abdo. 

«El Presidente no ha garantizado el abastecimiento en tiempo y forma de los recursos para la salud», afirmó.

«Nos mintió. Que renuncie Mario Abdo. Hay gente muriéndose en los hospitales. No tenemos forma de detener esta tragedia. Es un crimen. El Presidente juró que la Patria lo demande. Eso estamos haciendo», afirmó el manifestante Aldo Barrios en declaraciones a la televisión, al justificar su presencia frente al Congreso.

Pedro Alliana, presidente del oficialista Partido Colorado, advirtió al mandatario que «hoy la ciudadanía exige respuestas». 

«Debemos escuchar y apoyar los reclamos de la gente y aceptar que es momento de dar soluciones», añadió.

Las voces contrarias al gobierno se multiplicaron ante el silencio oficial para proporcionar fechas para la llegada de las vacunas contra el covid-19. 

Empero, sin programación previa, el Gobierno anunció la llegada este sábado de 20.000 vacunas Coronavac de China, donadas por el Gobierno chileno de Sebastián Piñera, destinadas al personal de blanco que combate la pandemia.

El ministro de Relaciones Exteriores, Euclides Acevedo, y el embajador chileno en Asunción, Jorge Ulloa, se apersonaron en el aeropuerto internacional «Silvio Pettirossi» para retirar las vacunas, que llegaron en un avión comercial.

Paraguay espera la llegada, sin fecha establecida, de 4 millones de vacunas por el sistema Convax de la Organización Mundial de la Salud y de un millón de dosis de la rusa Sputnik 5, para una población de poco más de 7.000.000 de habitantes.

Hasta ahora, Paraguay ha recibido apenas 4.000 dosis de vacunas proveniente de Rusia, destinada al personal de terapia intensiva.

Hasta este sábado, el país registraba 165.811 casos confirmados de covid-19 y 3.278 fallecidos.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *