Pese a la ausencia de jurados electorales en varias mesas de votación, los desplantes diplomáticos con la comisión de veedores de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la quema de ánforas en un distrito de Santa Cruz, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, dijo, en su balance final de la jornada de votación, que los incidentes fueron hechos aislados y no afectaron el normal desarrollo de la jornada de votación. Añadió que las elecciones fueron tranquilas y se llevaron en calma y paz.

“Hemos tenido incidentes que son lamentables pero que no empañan el tema central de la jornada electoral, que es su carácter transparente, la posibilidad de que el ciudadano haya acudido a votar y que luego todo eso termine consolidado en cómputo transparente”, dijo.

Romero dijo que “la jornada electoral se ha desarrollado en un ambiente de tranquilidad, calma y paz. Hemos notado una alta participación ciudadana (…), hemos tenido, lamentablemente, un incidente que lamentamos profundamente, que se ha producido en Colpa Bélgica con la quema de ánforas (…). Es un desenlace que el TSE y el TED (de Santa Cruz) lamentamos de manera profunda porque no es así como debe concluir una jornada de votación”.

Agregó que, en el caso de Colpa Bélgica, el TED de ese departamento tomará las decisiones. Al menos 20 ánforas fueron quemados por vecinos que denunciaron acarreo de personas.

Asimismo, recalcó que la falta de jurados en la mañana produjo contratiempos pero que estos problemas fueron solucionados en el transcurso de la mañana, y en la tarde ya todas las mesas electorales estaban abiertas y en funcionamiento.

Agregó que habrá una multa para los jurados que no hayan asistido a cumplir con su labor y que los jurados que faltaron fueron un “porcentaje muy pequeño” y que no afectaron el normal desarrollo de la jornada electoral.

EL GOBIERNO SE INCOMODA CON LA PRESENCIA DE LA OEA EN JORNADA ELECTORAL Y PIDE “DESAGRAVIO”

REDACCIóN CENTRAL

El Gobierno de Bolivia expresó su incomodidad con la presencia de veedores de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la jornada electoral de este domingo, organismo al que acusa de haber impulsado el presunto “golpe de Estado” de 2019.

El primer incidente ocurrió en la inauguración de la jornada electoral, evento al que el presidente Luis Arce faltó. “Mientras esté la OEA, nosotros no vamos a acudir a ninguna invitación del Órgano Electoral por razones obvias.

Ustedes saben el papel nefasto de la OEA en la elección de 2019, entonces no hay credibilidad de la OEA”, dijo más tarde tras emitir su voto.

El canciller Rogelio Mayta, por su parte, dijo que el Gobierno espera un “desagravio” de la OEA ante el pueblo boliviano porque existe una “deuda pendiente”, en particular de su secretario general, Luis Almagro.

Poco antes, el expresidente Evo Morales había divulgado un tuit en el mismo sentido: “¿Quién la invitó y para qué viene la OEA a las elecciones subnacionales? Como institución es un organismo indeseable, conocido en #Bolivia por gestar el golpe de Estado y que no respeta a los pueblos. Cualquier opinión que emite carece de validez para el pueblo”.

Sobre el tema, el también expresidente Jorge Quiroga ironizó sobre que el Gobierno recién se hubiera enterado de la invitación a la OEA. “El mitómano recién se percata que estado de #Bolivia invitó a OEA_oficial. Por fraude de Evo, que él reconoció, se postergaron comicios un año. Retorno, maniobras y caprichos del faraón dañaron candidaturas oficialistas, la oposición democrática le agradece. Evo, sigue hablando”.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *