Carlos Sánchez, presidente de Real Santa Cruz, tomó con calma la decisión de su equipo que determinó no jugar el partido contra Wilstermann este martes en la apertura del campeonato 2021 de la División Profesional.​

“Este carnaval tiene que acabar. Hace tiempo que promuevo el diálogo entre Fabol y la FBF. Es la única manera para que haya una solución. Los clubes estamos golpeados porque atravesamos una época difícil y necesitamos salir a flote”, dijo.

Sánchez anticipó que se reunirá en las próximas horas con su directorio para definir los pasos a seguir tras la supensión del encuentro con Wilstermann.

Por otro lado, Luis Arosquita, de la comisión de infraestructura del club, informó que se devolverá el dinero a los hinchas que pagaron sus entradas para el partido de este martes. También está la opción de los boletos puedan ser utilizados una vez que se reprograme el encuentro.

Por Taxi Noticias

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *