Bolivia y Argentina reanudarán este jueves su relación bilateral en el ámbito político y económico con la reposición de embajadores después de interrumpirse un año, aproximadamente, con el Gobierno transitorio de Jeanine Añez.

Según la agenda oficial, los cancilleres Rogelio Mayta y Felipe Solá, de ambos países, se reunirán en la ciudad de La Paz, para analizar también el proceso de incorporación de Bolivia al Mercosur como miembro pleno y la posibilidad de potenciar la cooperación para la explotación conjunta de litio.

Solá presentará al embajador designado, Ariel Basteiro, quien vuelve a ocupar ese cargo diplomático que ejerció entre 2012 y 2015, durante el gobierno de Cristina Fernández.

Después del encuentro, ambas autoridades suscribirán una Declaración conjunta. Solá y su comitiva, que llegará esta tarde a la urbe paceña, también se reunirán con el presidente Luis Alberto Arce y el vicepresidente David Choquehuanca.

La comitiva encabezada por el canciller Felipe Solá va a recomponer el distanciamiento que hubo entre ambos países. «Es interesante que se retome la relación rápidamente no solo a nivel de Gobiernos, sino también de los pueblos», señaló el diputado argentino y presidente de Parlasur, Óscar Alberto Laborde.

Para el analista político Rodrigo Ayala, Argentina se ha convertido en el principal aliado del gobierno boliviano y ahora se retome una agenda bilateral con mucha fuerza.

A su criterio, hay que estar atentos y ver qué temas se priorizan, sobre todo con la venta de gas natural y los bolivianos residentes en el país vecino.

Al canciller Solá le acompañan el jefe de Gabinete, Guillermo Justo Chaves; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; el subsecretario para América Latina, Juan Valle, y el embajador designado en La Paz, Ariel Basteiro.

Por Condori Luis Pedro

Diseñador y Administrador de Noticias en la Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: